2012, la obsesión por el tiempo. Reflexiónes de fin de año 2011.

¡yo sólo dejé dicho que regresaria Bolom Yoktek´..!
así que háy les vá!

……………………………………………………….

Viernes, 30 de Diciembre de 2011 13:34

Profecías mayas

Por Jorge Luis Sáenz
saenz10@hotmail.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

“El mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012 y con ello el final del miedo, en este día la humanidad tendrá que escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo y tomando conciencia de que todo está vivo y que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz”.

Reza la Primera Profecía Maya, tomada de la página http://www.profecias-mayas.com, que no se preocupa por citar la fuente. Es sorprendente la supuesta precisión con que los mayas pronosticaron el colapso de los habitantes del convulso mundo globalizado. Sólo con poner en el buscador de Internet “Profecía mayas 2012”, saltan más de 1 millón de resultados, con más de 1800 libros en circulación sobre el particular, sin contar las innúmeras menciones en televisión, algunas películas, uno se siente intimidado… Sólo faltan 385 días para el fatídico 21 (23) de diciembre de 2012… y contando.

¿Verdad o fantasía? ¿Estamos ante el fin de la civilización? ¿Llegará el tan anunciado Apocalipsis? Con estas preguntas en mente me dirigí al coloquio “Año 2012”, organizado por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en busca de respuestas.

La selección de los participantes no podía ser mejor, todos especialistas en arqueoastronomía del México prehispánico: el doctor en astrofísica Jesús Galindo Trejo, el arqueólogo Stanislaw Iwaniszewski; Arnold Lebeuf, catedrático de la Universidad de Cracovia, y el estudioso del calendario maya Isidro Jaimes.

También se entrevistó al maestro Alfonso Arellano Hernández, quien tradujo la estela 6 del sitio arqueológico El Tortuguero (Tabasco), único monumento maya donde aparece la supuesta fecha del fin de los tiempos: 21-23 de diciembre, de 2012.

“No se preocupen, los mayas no predijeron el fin del mundo en el año 2012. Lo que va a suceder en diciembre de 2012 es solamente el fin de un periodo, el mundo no se acaba, el mundo sigue, termina un ciclo y comienza otro”, asegura el organizador del coloquio Stanislaw Iwaniszewski, especialista en arqueoastronomía.

Para este estudioso, los presagios de catástrofes y diluvios, asociadas a la escritura y construcciones de los antiguos mayas comenzó con la llegada de los evangelizadores españoles al Nuevo Mundo, en los siglos XVI y XVII, que interpretaron las tradiciones mayas en términos bíblicos.

Ya en el siglo XIX, los primeros exploradores europeos y estadounidenses  de las ciudades mayas tenían la idea romántica de que el arqueólogo era una especie de héroe que devolvía a la humanidad una civilización perdida.

Para Iwaniszewski gran parte del embrollo con el supuesto fin del mundo es que los mayas inventaron, arbitrariamente, la llamada “fecha Era” o inicio de la cuenta larga, la cual fijaron en la fecha 13.0.0.0.0 4 Ajaw 8 Kumk´u, que equivale al 11 de agosto del año 3114 a.C.

 Ahora, al cerrarse el ciclo de 13 baktunes, es decir, 5,125 años (trópicos+173.73 días), o bien, un millón 872 mil días, arribamos a la fecha 13.0.0.0.0. 4 Ajaw 3 Kank´in, que corresponde al 21 de diciembre del año 2012.

Añade que los astrónomos occidentales, en el siglo XVII, actuaron de la misma manera que los astrónomos mayas al asignar para el inicio del mundo, según la Biblia, una fecha arbitrariamente escogida: 27 de septiembre del 4,713 a.C., día de inicio del calendario Juliano.

Las escrituras mayas –recalca el investigador– no hablan de ninguna catástrofe, de Apocalipsis o del fin del mundo, esa es una lectura europea. Simplemente se tomó este periodo de 5125 años (13 baktunes), como inicio y fin de una era, aunque los mayas tampoco dicen eso.

–Entonces ¿cómo se llegó a la paranoia del 2012?
– Actualmente hay como mil 800 libros circulando sobre el tema, muchos son traducciones en todos los idiomas, también hay películas y documentales; no obstante sólo dos o tres valen la pena, lo demás es especulación, mercadotecnia. Ruido mediático, no hay ninguna coincidencia.

Los mayas heredaron de los olmecas, de los zapotecas o de los mixe-zoques los sistemas para contar el tiempo. Al observar los astros, desarrollaron la idea de ciclos menores, dentro de ciclos mayores de tiempo. Por ejemplo, en la época clásica, en Chichén Itzá, desarrollaron la idea de que una vez que concluía un periodo de 13 baktunes (5125 años) tenían que mudarse a otra ciudad.

El profesor de postgrado en el ENAH añade que los mayas concibieron ciclos mayores a 13 baktunes, los cuales van antes de la “fecha era” y también después de nuestro 2012. “Podría citar la estela 1 de Cobá, que abarca 20 periodos de 13 baktunes, que es una cifra astronómica, algo mayor a la edad del Universo. Estos cómputos numéricos servían a los gobernantes como un instrumento político-religioso y también filosófico. Los reyes y sacerdotes, con estos cálculos, querían demostrar que ellos eran los dueños de estos ciclos, que dominaban temporalmente el desarrollo de la humanidad”.

La estela 6 de El Tortuguero

Enclavado en la selva baja de Tabasco, se halla el sitio arqueológico de El Tortuguero. Allí fue descubierta la llamada estela 6 (de un grupo no mayor de 12), el único lugar donde se encuentra escrita la fecha 13.0.0.0.0. 4 Ajaw 3 Kank´in, que corresponde al 21 de diciembre del año 2012. La estela, a la que le faltan algunos fragmentos, se encuentra en el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer, en Villahermosa.

El historiador Alfonso Arellano Hernández, del Centro de Estudios Mayas de la UNAM y profesor de la ENAH, fue la primera persona que leyó, tradujo e interpretó no sólo el contenido de la estela 6, sino de toda la epigrafía del sitio arqueológico, en 1987.

En la primera Mesa de Palenque, a principio de los años 90, Arellano Hernández dio a conocer el contenido de la estela 6. No obstante, publicó sus hallazgos hasta 2006 (Tortuguero: una historia rescatada, Centro de Estudios Mayas, Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM).

–¿La estela 6 habla del fin del mundo?
–Jajaja, ¡nooo! Lo más importante que narra es la biografía de un gobernante, Ahpo Bahlum, ahau o señor de El Tortuguero, quien era primo de Pakal II, señor de Palenque. Por esa razón, este sitio fue un centro ceremonial, administrativo y punto estratégico para el sometimiento de las ciudades circunvecinas gracias al apoyo de Palenque.
El texto –explica– celebra los 25 años en el trono cumplidos por Ahpo Bahlum (accedió al gobierno en 644 d.C.), al igual que la proyección a un futuro lejano para el propio gobernante: 1344 años contados desde 669 d.C., lo cual llega al día 23 de diciembre de 2012, fecha vinculada con el solsticio de invierno. Como en toda fecha maya, se hacían augurios y pronósticos: en este caso, el dios Bolón Yokté’ –quien creó el tiempo y el espacio de acuerdo con el Chilam Balam de Chumayel, al caminar– descenderá “en” el cielo (no “del” cielo), tal vez como gobernante (a juzgar por ejemplos similares).

–Cómo pasamos de la vida de un soberano al “fin del mundo”?
–Todas las culturas humanas tienen en su tradición narraciones catastróficas, esto es por el temor a la muerte. Lo que pasó con la estela 6 es que su lectura se ha escindido, tomando sólo una parte e ignorando el resto de lo escrito en ella, ignorando también el contexto del sitio arqueológico y su historia.

Los mayas del siglo VII “conciben una muy larga serie de renovaciones periódicas y necesarias para que el universo continúe existiendo. Desde luego, ningún texto maya alude a tan temido #fin del mundo#, como alega multitud de personajes, casi todos charlatanes, que explota la ignorancia y la ingenuidad. Ni los diecisiete libros llamados del Chilam Balam, ni el Popol Vuh, ni los títulos ni probanzas de méritos y servicios escritos a partir del siglo XVI dan cuenta de semejante disparate”.
–La polémica, cierta o no, arrastra ya a la comunidad científica.
–Se han levantado incontables discusiones bizantinas de las que no escapan ni los investigadores especializados. No obstante, encuentro un mal planteamiento: El  final de la cuenta larga no es el fin del mundo, es el inicio de un nuevo momento.  El mundo no se acaba, es el tiempo el que se gastó y se tiene que renovar. Tiene que empezar de nuevo la cuenta larga.

“Ya pasamos el final del milenio, aunque hicimos mal la cuenta. Ahora estamos discutiendo 2012, pero falta el 2027 y ninguno de los colegas lo ha mencionado… Es buscarle tres pies al gato, que no está mal, pero de repente se nos va de las manos, le hemos dado una importancia desmesurada en términos científicos, cuando los gobernantes mayas estaban más preocupadas por decir voy a cumplir años en el trono y quiero que los dioses me den su beneplácito”, concluye el epigrafista maya.

No se ponen de acuerdo


Independientemente de la complejidad y erudición de los cálculos matemáticos y astronómicos realizados por los especialistas, lo que salta a la vista es que la fecha del 21-23 de diciembre de 2012, todavía está a discusión. En parte debido a la complejidad de los calendarios utilizados por los antiguos mayas, por los menos dos: uno de 260 días y otro de 360 días (más 5 días “aciagos”), en parte porque las correlaciones (equivalencias) con los calendarios occidentales (Juliano, Gregoriano, GTM), aún son debatibles.

Arnold Lebeuf, quien ha realizado investigaciones en el observatorio de Xochicalco, abordó las semejanzas y diferencias entre la “cuenta larga” (de 5200 años) de los antiguos mayas con el calendario de los aztecas y la leyenda del Quinto Sol. El especialista de la Universidad de Cracovia destacó que el cómputo realizado por los aztecas para la finalización del Quinto Sol, que comenzó en el año 1040 d.C., terminará, por un terremoto, en 2080, por lo que no hay que preocuparse.

Dijo que los aztecas hicieron un manejo político del calendario, y de la predicción de los eclipses: “Los aztecas crearon el Quinto Sol para sí mismos como la esencia de los tiempos. Fabricaron artificialmente un reino de 1040 años, que no podría ser eclipsado”.

Por su parte, el doctor Jesús Galindo presentó sus investigaciones de la pintura mural de Mayapán, donde está tratando de probar que los frescos donde aparece un gran disco solar amarillo con rayos rojos, custodiado a ambos lados por un personaje que sostiene en las manos una especie de lanza, registran el paso de Venus sobre el astro, un fenómeno que podría ser visible cada 107 años, durante un periodo corto de 8 años.

También Galindo ha realizado un complejo cómputo de la “cuenta larga” de los antiguos mayas, relacionándola con la observación del tránsito de Venus frente al disco solar. Esta propuesta supone que los 13 baktunes se completarán al ocurrir el próximo tránsito de Venus frente al sol, en abril y septiembre de 2013, de modo que se tendría una nueva correlación calendárica.

Por esta razón, el especialista planea “observar a simple vista el fenómeno de Venus en abril de 2013 en Mayapán. Es la última oportunidad, después tendríamos que esperar 107 años”, dijo.

Para Galindo las especulaciones sobre el fin del mundo “son una locura”, en razón de que nuestro planeta, desde el punto de vista astronómico, es insignificante en relación con el Universo. Los científicos debemos divulgar que la civilización maya vivió obsesionada por el tiempo, lo cual quedó pasmado en la escritura y escultura (estelas), en la cerámica, la pintura mural y las edificaciones (pirámides y observatorios).

Antecedentes catastróficos

Los primeros cálculos calendáricos y astronómicos de los mayas salieron a la luz con el descubrimiento del Códice de Dresde, por Ernest Förstermann, bibliotecario de la Real Biblioteca Sajona, quien casi desentrañó el calendario completo de los mayas, además encontró que su sistema de números era vigesimal y que tuvieron una “cuenta larga”, para la cual se computaban los días transcurridos desde el punto “cero” del calendario en el milenio cuatro antes del comienzo de nuestra Era.

Basado en fotos, tomadas por Teobert Maler y Alfred Maudlay por los años 1900, Joseph Goodman logró correlacionar la “fecha cero” del calendario maya con la fecha cero del nuestro, así se pudieron convertir las fechas mayas al día exacto de nuestro calendario, aclara el libro Mundo Maya(Cholsamaj-Fodigua, Guatemala, 2001).

Ya en el siglo XX exploradores, como Sylvanus Morley y su alumno John Eric Sydney Thompson, hicieron grandes aportes a la comprensión del calendario maya, éste último escribió el libro nodal Maya Hieroglyphic Writing (1950), que se ocupa del calendario más que de la escritura.

El libro The ancient Maya, en 1946, habla ya de cataclismo y diluvio. La astrónoma Maud Makemson, en 1951, tradujo el Chilam Balam de Tizimin, donde aparecen las profecías relacionadas con las cuentas katúnicas (periodos de 7,200 días), cuando suceden ciertos cataclismos. Ella relacionó la fecha 13.0.0.0.0 4 ajaw 3 kank´in (21 de diciembre de 2012) con las profecías del fin del mundo.

En 1966, vendría Michael Coe, quien calcula la fecha del fin del mundo, pero la calcula mal: 24 de diciembre de 2011. Porque no contó el año “cero”, antes de Cristo y después de Cristo, falta un año. Además relaciona las leyendas mexicas del Quinto Sol, que pronostica su fin con un terremoto.

La interpretación más importante la han dado investigadores influidos por las ideas New Age, y del chamanismo del Mircea Eliade. En este terreno destaca Linda Schele, de la llamada Escuela de Texas, como libros como Una selva de Reyes y El Cosmos maya, ambos traducidos y publicados por el FCE.

Schele y sus seguidores desarrollan la teoría que de la realeza divina maya basaba su poder en sus capacidades chamánicas. Proponen que el rey-chamán hacía ceremonias públicas convirtiendo su cuerpo en un árbol del mundo o axis mundo (eje del mundo).

Finalmente, en los años 80, José Argüelles, identifica el año 2012 con la renovación espiritual y señala que los hombres recibieron conocimiento del sistema de los extraterrestres y propone que la tierra recibirá un rayo de energía, que saldrá del centro de la Vía Láctea. Después de esto surgió una avalancha de textos sobre el 2012.

La posición científica

Ante la gran cantidad de supuestos “expertos” e “investigadores” que predicen el alineamiento del sol y varios planetas de nuestro sistema solar, también la llegada de un rayo cósmico proveniente del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, así como un cambio en la consciencia universal, la comunidad científica ha reaccionado explicando qué sí y qué no dijeron los mayas del periodo clásico. La prestigiosa revista Arqueología Mexicana dedicó su número 103 al particular, de donde extraemos algunas opiniones.

Distinguido en astronomía, antropología y estudios nativos de la Universidad de Colgate, el profesor Anthony Aveni apunta que, desde el punto de vista astronómico, hay poca evidencia de que los antiguos mayas consideraran importante la Vía Láctea. Cuando se refieren a ella la perciben como un sendero. Considerarla como un árbol, a pesar de cuanto se diga, aparece solamente en la etnografía contemporánea.

En segundo lugar, el autor del libro The End of Time: The Maya Mystery of 2012, agrega que la Vía Láctea es una banda ancha, luminosa y lejana que envuelve a la Tierra; poco se parece a su representación en los mapas computarizados que con demasiada frecuencia usan los profetas contemporáneos para especular sobre lo que contemplaban en el cielo los antiguos sabios mayas.

¿Predijeron los profetas mayas el fin del mundo en 2012? El especialista Nikolai Grube, Profesor catedrático de la Universidad de Bonn, ataja “no hay ninguna profecía sobre el fin del mundo en el año 2012 en los códices mayas. En ningún lugar de los tres códices mayas los epigrafistas han encontrado señales de profecías apocalípticas relacionadas con una fecha concreta. Cualquiera que revise los códices mayas en la búsqueda de evidencia para las profecías apocalípticas, como sugieren los seguidores del ámbito esotérico, se desilusionará”.

Acota que en la página 74 del Códice de Dresde hay una posible referencia a la destrucción del mundo por inundación, por esa razón “nuestra afirmación inicial de que la fecha 2012 en los códices no desempeña ningún papel no debe llevarnos a asumir que el asunto de las profecías sea irrelevante en los códices mayas en general. Casi todas las secciones de los tres códices mayas se dedican a la previsión del futuro. Los códices mayas tienen mucho en común con los oráculos del Antiguo Oriente o de los griegos, en los que la profecía no se distinguía de la adivinación”.

Última actualización el Viernes, 30 de Diciembre de 2011 14:51

Guía 2012: Los calendarios mayas (2da parte)

Guía 2012: Los calendarios mayas (2da parte)

La segunda parte de la serie sobre todo lo relacionado a la mítica fecha del 2012 y el fin del calendario maya; esta vez Griknay nos introduce a la parte esotérica de los calendarios mayas y a su espejo del tiempo.
Entre el saber y el descubrir, se escribe la filosofía humana, encontrar la claridad sin deslumbrarse por el brillo del ego, y evitar entrar en el oscuro laberinto del ser: “yo sé”… Es posible que se opaquen las ganas de entender el tiempo presente y los tiempos venideros en la premura e histeria que nos caracteriza como sociedad, alimentando aquello que suponemos es nuestro: él miedo; el cuan desalienta y paraliza, pero nunca han vencido el verdadero intento de un humano con espíritu.
Pensar en una comprensión del mundo antiguo maya, comprendida desde nuestros procesos mentales racionales, es posicionarse en la cima del ser que solo se observa a sí mismo, es intentar entender la mente de un águila, o de una serpiente, suponiendo que su capacidad psíquica esta a la escala dimensional de la mente humana, -sin cuestionarse, ¿es una mente diferente?
En el fascinante viaje a las profundidades del tiempo, pasado y futuro, que representa el estudio maya, pasional y afirmante de una conciencia diferente; y una posibilidad de buscar algo más valioso que el oro, se inicia en cada uno, el deseo de sentir en toda su amplitud y entender aquello que percibimos necesario para cruzar el ciclo del tiempo.
Entender el cambio del planeta en este fin de ciclo, requiere olvidar los atavismos históricos de la humanidad. Dejar de entender el 2012 como un evento, cultural, social, o religioso y contenedor de fobias. Exige que nos soltemos a un mundo nuevo, donde no hay premios cada que suponemos entendemos algo. Donde los pasos por el camino no exaltan ni alimenten el ego, un camino en el que se vive el tesoro de gozar al descubrirse en un mundo por descubrir, lleno de posibilidades y encuentros con vivencias que sembraran en nosotros, la madurez de un árbol viejo contemplando las llamas que puntualmente llegan para transformar y renovar la vida.

Calendarios mayas
En los múltiples calendarios mayas, no solo están descritas las posiciones de los planetas en el sistema solar, o la exactitud con la que median el movimiento-tiempo, los mayas tenían calendarios para entender los ciclos de la naturaleza y el cambio biomagnetico del cuerpo humano. Analicemos diferentes calendarios, primero hay que entender ¿por qué era tan importante el tiempo en los Mayas? Otras culturas de su época, pudieron sobrevivir sin la necesidad de una exactitud cósmica, ni la información galáctica que los mayas dominaban, sin ir más allá, nuestra cultura actual no ha tenido interés alguna por los calendario.
Nosotros usamos el tiempo para medir y calificar distancias, cuantificar tiempos de recorrido entre un lugar y otro, o para separar eventos históricos “organizadamente”. Este uso del tiempo para los mayas hubiera sido ilógico, el tiempo para ellos -“los dueños del tiempo”- era sagrado. La percepción del universo en constante cambio, era la percepción de la vida misma en el interminable cambio. Por esta razón los mayas buscaban una exactitud en sus mediciones para entender el cambio – comprendiendo que nada es igual en la sucesión del movimiento cósmico-. Así lo entendieron como el mapa de la evolución. Sus calendarios muestran este mapa del universo; “un mapa del tiempo”
Nuestro calendario Gregoriano está lleno de incoherencias y caprichos. Absurdo en un sistema corrupto que amanece incoherente como la corrupción misma. Nuestro calendario es insensible al movimiento galáctico del que formamos parte. Vivir con un calendario (como el gregoriano) no nos permite ubicarnos en tiempo y espacio. Nuestros meses no tienen relación alguna con los ciclos lunares, carece de personalidad “calendárica” basándose en una proliferación de situaciones que inscriben al ego humano como guía con una brújula rota pero con un poderoso escudo brillante. En si es un reflejo de nuestra historia occidental y su ignorancia.
Entre sus múltiples errores, lo más importante es que no nos habla del cosmos, ni nos ubica en el paso por las constelaciones celestes. En esencia no tiene como objetivo que nos acordemos que formamos parte de un universo y sólo nos observamos, como observadores y conocedores, en un ego infundado. Si este arcaico calendario, actualmente subsiste, es por la tendencia a la costumbre, o por el afamado miedo al cambio sistemático , pero no porque el calendario sea parte de una pieza-artística- del conocimiento humano. Simplemente organiza nuestra vida social. Por el contrario podemos comprender a través de otras culturas, lo importante es entenderse como ser cósmico, influyente e influido de todo lo que existe, y embebernos de los resultados de una mente expandida que puede viajar mas allá de su casa, que entiendeael tiempo y la distancia no como una línea recta, o una regla inamovible, si como un espejo del ser galáctico: él mismo.
Tzolkin
El calendario sagrado maya, relacionado al ciclo de Venus y al tiempo de gestación humana (260 días) describe la conexión entre la galaxia y el cuerpo humano.
Hablar de los mayas y sus precisiones astronómicas, es también hablar de matemática, una ciencia que nace del movimiento cósmico; números que buscan adecuares a una realidad que va más allá de la razón humana, que se traslimita para entenderse con lo que lo rodea. En el calendario Tzolkin se encuentran una serie de coincidencias numéricas, desde la más sencilla operación, que se multiplica en la complejidad de un juego mágico. Echando un vistazo sencillo a la multirelación numérica del Tzolkin, nos podemos dar cuenta de su magnitud. Este pequeño vistazo, puede continuar exigiendo al estudiante una pasión matemática que encontrara un nuevo significado numerológico capaz de de entender la galaxia.
El ingeniero Alfonso Molina, dotado de una comprensión naturalmente pasional, nos explica su visión de la fascinante estructura del Tzolkin:
En los confines, ires y devenires, de los tiempos, el movimiento perpetuo del universo se ha conformado tanto con estados vibracionales de tan baja frecuencia, que parece que todo está en reposo, como con aquellos de tan alta frecuencia, que parece que nada existe. EL CAOS.
En el orden del caos, el caos tiene un orden, teniendo como vehículo el TIEMPO, cuya naturaleza es de expansión y a la vez de contracción, lo que le da una elasticidad coherente con la naturaleza misma del universo.
Erick Von Daniken expresó que: “no estamos aprendiendo nada, solo estamos recordando lo que ya sabemos”, y que transpolando a los términos del vox populi, “esto ya lo había visto, esto ya lo había vivido, esto lo escuche en alguna parte”, no son más que la confirmación de que nuestra conciencia trascendental ha sido CORROMPIDA y BLOQUEADA. Este personaje interpretó que la representación de la lapida de PACAL VOTAN, el último Chilam Balam de nuestros tiempos, era de un ¡viajero interestelar!. Solo era un Maya más.
Las culturas de estos infinitesimales tiempos han establecido algunos recuerdos de lo que FRACTALMENTE ha sido la realidad no solo de la especie humana, sino del UNIVERSO mismo.

El espécimen llamado MAYA, no solo representa al producto resultante de la “enseñanza” de los 9 SEÑORES DEL TIEMPO provenientes del 5º acorde galáctico, ni al viajero perpetuo que trascendió el conocimiento de la Atlántida a Lemuria y viceversa, ni a aquellos aborígenes que superando todas las reglas establecidas alcanzaron la supremacía de las ciencias humanas, representa el detonante del interior de cada uno de nosotros, de nuestra conciencia trascendida.

El comienzo no es hoy, ni en el 2012, es cuando cada uno de nosotros encuentre su propia INDIVIDUALIDAD, cuando completes tu lucha interna entre el ser, estar y sentir, cuando tus créditos sean suficientes para que la muerte te reciba agradecida, cuando el inframundo te lleve a HUNABKU.

El estudio perceptivo del llamado Tzolkin por William Gates (derivado del lenguaje Maya de Yucatán, tomando como base del idioma quiché: ch’ol q’iij, “el orden de los días”), y de el Chuenil Kin (proveniente del Chilam Balam, escrito ancestral y trascendental), nos lleva a una conclusión: “HUNABKU, un guerrero en trascendencia, convoca hoy a todos aquellos que estén en el ORDEN DEL CAOS, en el ORDEN DEL TIEMPO”.

¿Apocalipsis?, ha habido algunos, ¿los recuerdas?, o ¿tu apego a la materia y a las emociones ajenas inducidas (frecuencia 12:60) no te permite recordarlo?

Para el pueblo Maya el conocimiento de los acontecimientos que tenían lugar en la bóveda celeste era vital, así ha sido expresado en sus estelas, pintura, y códices. Para ellos, el concepto del tiempo cíclico fue asumido con gran naturalidad y fluidez, lo que les llevó a desarrollar un método de observación sistemática que les permitió diseñar el más perfecto sistema calendárico que hasta esta fecha hubiese sido creado por la humanidad. El tiempo lo era todo para este grupo humano. Tenían la capacidad de medir el tiempo con tal exactitud que les daba la posibilidad de predecir en qué momento iban a producirse todas las acciones y sucesos que ya habían acontecido con anterioridad. Consideraron que el tiempo era cíclico y que por ello, a través de un calendario perfecto podrían predecir el futuro; lo que los convirtió en los Señores del Tiempo.

A través del Popol Vuh podemos tener una idea de la concepción maya de la creación y del inicio del tiempo. Este escrito en lengua maya quiché, fue traducido al latín por varios sacerdotes católicos, ayudados por iniciados de la religión maya quienes quisieron asegurar en la escritura una parte de su cultura que, transmitida oralmente, tendía a perderse. Este texto fue conservado fortuitamente durante más de 150 años en la biblioteca de la iglesia de Santo Tomás de Chichicastenango (Guatemala), donde en el siglo XVIII Francisco Ximénez, sacerdote de la misma, inicio su traducción al español.

He aquí un pasaje que nos referencia el inicio del mundo:

Entonces, no había ni gente, ni animales, ni árboles, ni piedras, ni nada. Todo era un erial desolado y sin límites. Encima de las llanuras el espacio yacía inmóvil, en tanto que, sobre el caos, descansaba la inmensidad del mar. Nada estaba junto ni ocupado. Lo de abajo no tenía semejanza con lo de arriba. Ninguna cosa se veía de pie. Sólo se sentía la tranquilidad sorda de las aguas, las cuales parecía que se despeñaban en el abismo. En el silencio de las tinieblas vivían los dioses que se dicen: Tepeu, Gucumatz y Hurakán, cuyos nombres guardan los secretos de la creación, de la existencia y de la muerte, de la tierra y de los seres que la habitan. Cuando estos dioses llegaron al lugar donde estaban depositadas las tinieblas, hablaron entre sí, manifestaron sus sentimientos y se pusieron de acuerdo sobre lo que debían hacer, como y CUANDO…

El sistema calendárico, el engranaje que compone el gran oráculo maya, el cual tiene predeterminada su parada, así como tiene bien establecida su puesta en marcha, está formado por unas ruedas calendáricas. El entendimiento de estas se debe al alemán Ernst Förstemann, Bibliotecario Real del Reino de Sajonia quien consiguió realizar varios descubrimientos importantes en torno a los números y al calendario maya , ya que en 1867 tuvo acceso al Códice de Dresde (uno de los cuatro libros mayas que sobrevivieron a la destrucción sistematica de los religiosos españoles en tiempos de la conquista).

El Popol Vuh, una de las versiones de la creación maya del mundo, nos evoca el instante en el que las ruedas calendáricas comenzaron a moverse, el instante en que el tiempo comenzó a marcar la cuenta de los ciclos y el instante en que, de las tinieblas, los dioses primordiales, con el tiempo, llevaron a término la primera creación. Ese momento tiene, por tanto, un inicio perfectamente señalado. Un inicio que, traducido a nuestro calendario, tuvo lugar el día 13 de Agosto del año 3113 A.C.

RUEDAS CALENDARICAS

Podemos considera el año terrestre-solar como una rueda dentada de 365 dientes (13 lunas de 28 días, más el día cero) el llamado Haab o ”cuenta de los días” y el Tzolkin como el conjunto formado por un par de ruedas dentadas más pequeñas que en conjunción generan 20 sellos X 13 tonos=260 combinaciones. Si acoplamos estos dos conjuntos y las hacemos girar, ambas volverán a acoplarse tras 52 vueltas de la rueda del año terrestre (52 años) y 73 vueltas de la del Tzolkin. Este es el Ciclo de Sincronización Haab y del Tzolkin. Es decir que la fecha de un día estaba formada por el número de el tono y sello del Tzolkin y el número del día y nombre del mes del Haab, combinación que se repetiría 52 años terrestres-solares.
El movimiento de las ruedas del Tzolkin expresado como una matriz numérica, 20 series del 1 al 13 dispuestas en vertical y distribuidas en 13 columnas y 20 filas. ha sido motivo de investigación[] debido a su peculiar organización numérica. He aquí algunas peculiaridades:

  • -Si sumamos los números de las cuatro esquinas del Tzolkin (1, 7, 7, 13), encontraremos que da un total de 28, que es el número aproximado de días en un mes. Este fenómeno se repite también en todas las esquinas interiores, (9, 1, 13, 5), (11, 13, 1, 2), etc.
  • -Si multiplicamos el número 28 que obtuvimos sumando las esquinas, por el número 13 (cantidad de tonos), obtenemos el número 364. Si consideramos que los mayas empezaban a contar desde el cero, podemos ajustarlo esto a nuestro modo de contar sumando un dígito: 364 + 1 = 365. Obtenemos 365, que es el número de días en un año solar.
  • -La suma de los números de cada una de las filas horizontales = 91, que resulta de multiplicar el 13, número mágico maya, por el 7, número místico universal. Así como también es el número de días de cada estación del año solar (91*4=364) y si consideramos de nuevo que los mayas empezaban a contar desde el cero, podemos encontrar que para ellos, en realidad, el año solar posee 364 días, pues el primer día de año sería cero.
  • -En esta matriz hay una columna central, llamada “Columna Mística”, la 7ª. Sumando los números de la Columna Mística obtenemos 140= 20 x7. La suma de los números de la Columna Mística en pares desde sus extremos hasta el interior empezando por el 4 y el 10 hasta el 13 y el 1 da 14= 2 x 7.
  • -La relación entre 140 (la suma de cada columna) y 91 (la suma de cada fila) es la misma que entre 20 y 13: 1’538461(periodo). Esta curiosa matriz de números puede esconder muchos secretos numéricos, y la intuición es la más indicada para descubrirlos. 260 es el resultado de la multiplicación de 13 y 20. Podemos encontrar los números 13 y 20 en relación con nuestro cuerpo: en las 13 articulaciones y en los 20 dedos de manos y pies. La diferencia entre 13 y 20 es 7, como las 7 glándulas y sus correspondientes fuentes de energía espiritual (chakras). La suma de ambos números es 33, como el número de vértebras de la columna. También, 33 como años es el periodo en el que la Tierra cumple un número entero de giros o días, considerando que el año es de 365’2422 días.
  • -Así como podemos dividir el círculo en 360 partes o grados, podemos hacerlo en 260 partes o grados. Si lo hacemos, sobre la órbita de la Tierra obtenemos 7 días cada 5 grados, 14 días cada 10 grados y 28 días (13ª parte del año) cada 20 grados (13ª parte del círculo de 260 grados). Es decir 13 meses de 28 días o 13 secciones de 20 grados.
  • -Se ha hecho una estimación de que el tiempo de vida media del hombre es de 71 años (71 órbitas al Sol), es decir, 26.000 giros de la Tierra o días, 100 Tzolkin. También 260 x 100 años (365 x 100 Tzolkin) es un redondeo del tiempo que define el ciclo de precesión de los puntos equinocciales de la Tierra. El ciclo de 260 días no parece responder a algún ciclo de algún astro, pero sí es un patrón que conforma ciclos más amplios. La Luna cumple su ciclo metónico durante 26 Tzolkin (18’6 años). También durante 261 años (366 Tzolkin) cumple su ciclo octogonal. Así mismo, el ciclo del Sistema Solar, concretamente de los 4 grandes planetas Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, es de 26.000 Tzolkin, es decir 260 centenares de Tzolkins equivalentes a 18,512 años u órbitas de la Tierra.
Por esto y por otras develaciones que actualmente están surgiendo y que en el futuro próximo aquí expresaremos, el Tzolkin, considerado por algunos como el factor maya o como la constante galáctica, representa un portal para la sincronización de nuestro estado vibracional individual como parte del todo, con el macro y el micro cosmos.

Además del Tzolkin, lo mayas utilizaban diferentes calendarios, que marcaba una pauta sagrada y ceremonial, el Haab, que es la cuenta del año solar de 360 días, mas 5 días que no se contaban, eran los días sin tiempo que ellos llamaban Wayeb, días para guardarse en contemplación y reposo. También tenían calendarios para la cosecha, donde los ciclos de la tierra y las plantas eran entendidos y respetados, tenían calendarios donde se observaba la densidad de mosquitos e insectos, la temporada de plagas que podía afectar sus cosechas. De esta forma vivir en armonía con su entorno, sin necesidad de atacarlo.

Estudiaban los ciclos y movimiento de Venus, los ciclos del sol, y la relación del centro de la galaxia (Hunabku) y la posición de la tierra con respecto a su ecuador. Veían el tiempo como una procesión “cíclica” pero nuca igual. Donde acontecían sucesos de todo tipo.

Los mayas en la comprensión de los ciclos y la matemática evolutiva, conocieron la época descendente de su cultura, el tiempo donde su imperio y majestuosidad social terminaría en el final de su propio ciclo. A diferencia de la histórica necedad que conocemos de occidente, los mayas en vez de encapricharse y aferrarse al sentimiento posesivo, se prepararon para ese tiempo –el fin de la plenitud cultural y social en un momento histórico, y el principio del fin de una cultura un imperio, una cultura -. Respetando su importancia y su valor como etapa final, e irrepetible. Quizá la etapa que más exige, y donde se puede lograr: el abandono y el desapego de todo lo que nunca fuimos dueños, pero que la costumbre y la engañosa continuidad, nos hace creer así era, y olvidamos que somos seres en un cuerpo prestado que tiene principio y fin. Portadores de un género para manifestarnos en el planeta y poder sentir, pero sin ser dueños de nada. Los mayas nos dejan un ejemplo valioso que hoy podemos aplicar en nuestro presente, seguir hoy en día ese ejemplo significa cuestionar nuestros conceptos y valores, preguntarnos que es nuestro y que es un reflejo de ideas arcaicas sociales, cuales único fin es el gobierno a través del miedo: la libertad esta entendida como el peligro que atenta sin atacar el principio del poder.

El hombre capaz de emplear nuevas aéreas de su mente, es aquel ser capaz de entender que no somos dueños de nada, pero que tenemos todo. Es el representado en la simbología del subconsciente “comodín” del Tarot que camina entre la naturaleza sin posiciones, que puede pensar diferente y trasformar sus ideas (sin poseerlas) el que recuerda que la muerte es parte de la vida, así nace y muere cada día, interactúa con su entorno con libertad y entereza, sin que le interesen las reglas y atavíos sociales, es el que llaman “ Loco”.

La Guía del 2012 (1era parte: el arte del tiempo)

 

La Guía del 2012 (1era parte: el arte del tiempo)

Primera entrega de la serie sobre todo lo relacionado a la mítica fecha del 2012 y el fin del calendario maya, Griknay nos introduce a la astronomía maya y a la estrecha relación de esta enigmática cultura con los procesos galácticos. Como es arriba, es abajo.
Para entender esta fecha, y alejarla del mal uso que se le ha dado, comparándola con terremotos, inundaciones, explotada por películas que sólo ven la catástrofe de la mente humana; tenemos que regresar en el tiempo y ubicarnos en el antiguo mundo maya.
Entre la selva y la cercanía cósmica, aquellos místicos antepasados encontraron el ¨sacbe¨ -camino- para reunirse en la tierra con la más importante de las misiones, la evolución del espíritu. Hoy, sin duda, podemos decir, que la cultura maya es la más avanzada hasta la fecha. Sus alcances con tecnología diferente, o se me ocurre: tecnología inteligente, no sólo nos acercan a comprender el universo desde una inspiración distinta, desde un ángulo donde el tesoro y la búsqueda son la misma pieza, también nos acercan al misterio de la mente humana, sus limitantes y su posible expansión, estudiosos de todo lo que implica desarrollares y así fundirse con la tierra y el cosmos.
Los mayas observaron la naturaleza desde un entendimiento del cosmos mucho más avanzado, conocían los ciclos de la tierra y los planetas alrededor del sol, los ciclos solares internos y externos, la alineación con el centro de la galaxia, entre otras maravillas astronómicas. Crearon un calendario que cubre 5,126 años profetizados, en series de 20 años cada 20 años (un katun, que representa un ciclo maya), se interpretaba proféticamente, hoy podemos tener acceso a esas profecías que van desde el 3113 AC. al 2012. El ultimo Katun profetizado por los mayas es de 1992 al 2012 dando fin en 2012 a su extenso calendario. 5 ciclos de 5126 años, es lo que tarda el sistema solar en entrar al ecuador galactico 26 000 años (26 mil años también es el tiempo que tarda la luz del centro de la galaxia en llegar al sol). Este ciclo galáctico termina el 21 de diciembre de 2012.

Entendimiento sobre la cultura maya (lo que se ha podido oficializar)
Los mayas entendían la vida muy diferente a como se entiende actualmente, alusiones puede haber múltiples, pero si algo es claro, es que usaban partes de su cerebro que actualmente no se usa, el entendimiento del tiempo -flexible- contraible y expandible, les fascinó a tal grado, que lo entendieron no como una sucesión permanente y lineal, más bien como el cambio constante dentro de ciclos que representan tendencias y se plantean de forma diferente, de ciclo a ciclo.
Cuando los conquistadores conocieron las ciudades mayas, se dedicaron a quemar los códices, solo 2 sobrevivieron, hasta 1990 se publicaron trabajos serios de interpretación, al ser tan pocos, y no entender su lenguaje, los mayas son un misterio. Las actuales interpretaciones pueden estar muy lejos del significado Maya.
Entre la profecías mayas se habla de un tiempo donde el conocimiento-comunicado Maya estaría escondido de los conquistadores, cuya mente cegada por el oro, no entendería en absoluto su valor. Cuando los españoles (buscando oro) caminan por las ciudades mayas, descubren que ya no había habitantes en ellas, los mayas habían desaparecido 500 años antes. Sin embargo existen 440 tribus que conservaron el conocimiento maya (o al menos algo de ello) cada una con su sabio-anciano conforman el consejo de sabios mayas.
La visión maya del universo
Los mayas tenían una concepción del mundo muy diferente a la nuestra, la relación espiritual con todo lo que nos rodea no tenia separación, para ellos todo existía en un plano espiritual, los animales, las plantas y las piedras. No había diferencia entre lo visible y lo invisible, todo tenía la fuerza divina que anima todo cuanto nos rodea. A esa energía le llamaban K’ul; la energía que mueve las cosas. Los sabios mayas observaban esta energía en el planeta, sus ríos y fluctuaciones, aprenden a ver sus movimientos y reconoces concentraciones de esta energía -cenotes de energía k’ul-.
Los edificios y ciudades mayas estaban situados en puntos de concentración de la energía K’ul, que ademas era magnificada por la geometría piramidal. Guardaban y estudiaban la energía natural del planeta.
Manejando esta energía, los mayas abrían portales a esta -divina energía: fuerza de vida-.
K’ul en maya significa “la vibración sagrada” Las ciudades mayas estabán construidas en armonía con la energía K’ul. Los mayas a través de su visión, y el contacto con esta energía, también observaron que nuestro cuerpo y nuestra mente está conectada con el universo, con el Sol, y con la galaxia. Hay una estrecha relación del “todo” con todo. Esta relación universal entre el cuerpo y la galaxia en específico está plasmada en su numerologia y su calendario profético. Así el estudio del cuerpo estaba relacionado al fluir de la energía K’ul; los dedos apuntando al cosmos y los pies a la tierra generan el circuito por las 13 articulaciones, o los 13 movimientos del cuerpo y el número 20 representando los dedos de nuestras manos y pies, conforman la frecuencia maya el 13-20. Es decir 13 meses de 20 días (el 13 ha sido usado en otras culturas como el numero del movimiento -los billetes de un dollar están llenos de este número) En nuestra cultura la frecuencia de tiempo (la cuenta del tiempo) es el 12: 60. 12 horas, meses, 60 segundos, minutos.
Calendario Maya
Los mayas entendían el tiempo por ciclos, en cada ciclo se marcaban diferentes tendencias, acontecimientos, o posibilidades para el ser evolutivo. Cada ciclo era entendido y descifrado en su calendario. Hoy entendemos esa información maya como profecías. Todo ello estaba inscrito en símbolos y alineaciones planetarias de nuestro sistema solar. Alineaciones con el centro de la galaxia. Los mayas vivían una vida de ceremonias y entendimiento cósmico, el conocimiento de la energía k’ul y su influencia por el cosmos, les permitía una vida diaria de enfoque y desarrollo. Una conciencia del hombre en la tierra muy lejos de lo que estamos acostumbrados. Un universo donde el tiempo es sagrado, y la meta-infinita está alineada ciclo a ciclo.
Todos los ciclos se interpretaban en su calendario, entendiendo como calendario el testamento cósmico, con alineaciones planetarias, eclipses y eventos magnéticos. El cambio presente en un caos entendido y descifrado por la expansión de la mente -una mente cósmica-. Un calendario construido ciclo a ciclo con la pasión del entender la influencia del universo, a la espera de nuevos eventos que transformarán la Tierra y quien habite en ella.
En las leyendas de la creación, los mayas hablan de tres eras previas a la presente. Esas 3 eras se destruyeron, surgiendo una detrás de la otra. En el calendario maya el 2012 sería el fin de esta era actual. Los mayas no hablan de la destrucción de la Tierra ni de la humanidad, siempre queda una semilla de la era pasada que florecerá en suelo y sol nuevo. Los mayas basaban sus vidas en ciclos. Este fin de este ciclo es en definitiva la fecha mas importante en 26 000 años. Estos tiempos previos a el comienzo y el fin (cuando la serpiente se muerde la cola) son tiempos de purificación, es época de exámenes, de demostrar la entereza humana para permanecer en el el planeta, Un planeta que también esta embebido de cambios y sucesiones de nuevos y desconocidos aspectos terrestres. Una transformación hacia una nueva época, el nuevo ser en una conciencia diferente, donde el oxígeno cósmico embriaga o envenena a quien así se ha encaminado.
Es fácil enfocar este tiempo en destrucción, ha sido un tema que alimenta el miedo, especulaciones a futuro sólo distraen la mente de la posible transformación que esta presente, nuestra mente enfocada hacia la negación del ser -con posibilidad de transformarse y evolucionar en este fin de ciclo- y enfocar la magia y el potencial de la psique a una idea colectiva del: “fin de todo” ha creado una idea con vida y fuerza propia, una tormenta alimentada por el miedo de muchos, capaz de realimentar y prevenir la evolución a la que estamos invitados; aprovechando la histórica ignorancia que hemos venido arrastrando y la ambición desmedida de quien cree tener poder sobre todo, cuyo ego traslimita las ideas mas arrebatadas y las cachetadas invisibles en un campo de tortura. Al fin y en esté “fin” tan importante, somos individuos capaces de tomar decisiones y así enfrentar la evolución o involución que desiemos. El comunicado esta presente y la puerta abierta. -la evolución del individuo en su individualidad-. La caída de ideas colectivas y arquetipos atávicos que se resquebrajan a la vista de la luz, es el principio de la individualidad.
Los calendarios mayas se encuentran en toda su cultura. En sus templos se observa la alineación cósmica específica para observar y dar cuenta de los eventos universales -los observatorios-, sus templos altamente desarrollados, son un paraíso para el ojo entrenado y sabio en matemáticas y astronomía. La observación maya del cielo, apantalla a todo aquel que comprende la tecnología astrofísica actual, una ciencia documentada por 5 mil años en todo su entorno, que apunta como tiempo sagrado y fundamental hacia el futuro, los 20 años últimos de su cuenta. Los mayas dedicaron en tiempo y esfuerzo gran parte de su arte al -mensaje cifrado- portador de lo que ellos percibían como indispensable para quien viva el katun sagrado. (1992-2012)
Los mayas usaban una matemática que podía medir y calcular los movimientos astronómicos, las ubicaciones de los planetas, sus trayectorias etc. A diferencia de nuestro sistema decimal (que proviene de los 10 dedos de nuestras manos) los mayas usaban un sistema vigesimal (dedos de manos y pies) y además usaban el cero, con ello pudieron alcanzar y desarrollar una matemática avanzada que permite entender el universo y cuantificarlo. Los mayas usaban puntos y barras en su numerologia, los puntos representan una unidad, y las barras 5 unidades, y el cero es representado por una concha.
En la numerologia maya, cada numero tienen un significado y encierra un simbolismo, es un lenguaje numérico que cuenta una historia del presente, pasado y futuro.
Los números se representan con signos, y en el calendario cada día tiene una simbologia especifica, cada día representa diferentes retos y cualidades, cada uno tiene su personalidad.
Que conocían los mayas del universo
La traslación eclíptica de las constelaciones.
La longitud, elevación, y cambios de la la órbita de Venus, de la tierra y otros planetas.
El tiempo exacto (fecha) de los equinoccios, solsticios, y el zenit solar.
Los ciclos de las manchas solares
La duración exacta de un año solar.
La duración del equinoccio
La ubicación de nuestro sistema solar en relación a la galaxia (más adelante explicado).
En los códices, sobretodo en el Dresden y en algunos murales, los mayas describen (simbólicamente) su modo de obtener información sobre el cielo galáctico, basado en la observación con el uso de palos que marcan sombras, cruces ancladas, y un tubo estilo catalejo.
Pero es evidente que con la simple observación y las técnicas que se describen no es suficiente para entiende lo que los mayas escriben de las estrellas. ¿Como podían saber la posición de la tierra en la galaxia?, con elementos lineales seria imposible saberlo. En sus ceremonias, los mayas hablaban con sus dioses (o así se entiende actualmente) su Dios por excelencia Hunabku, representa el centro de la galaxia, -el sol de la galaxia-, en estados de trance hablaban con Hunabku, o en otras palabras: abriran un portal de comunicación, que bien podría explicar que veían y entendían la galaxia. Esta es una simple interpretación de ello, podremos cada quien entenderlo en nuestras diferencias, lo que no sale de la realidad, es que aplicaban alguna técnica desconocida actualmente, tan remotamente impresionante para la compresión racional-actual, que la ciencia y la ficción tendrán que soñar mas allá de un opio o un rayo intelectual.
Si algo sabemos, es que los mayas realizaban con frecuencia (y no por ello se le adjudica a la forma en que entendían el cosmos) la ingesta de plantas mágicas, para ellos el Hongo, (por ejemplo) tenia un tamiz sagrado, se le consideraba una deidad -la carne de dios- al igual que sus vecinos: los pueblos antiguos de América, respetaban y consumían plantas psicoactivas en su búsqueda y entendimiento del entorno, así como la sanción de la mente y del cuerpo, me atrevo a pensar que alcanzaban verdaderos viajes no solo adentro de su mente
.
Recordemos, que la construcción de los observatorios y de los templos, no solo era para observar, y plasmar su entendimiento astronómico. Estaban situados de tal forma que la energía K’ul se alineaba a la de la galaxia. Los observatorios y templos magnificaban la fuerza. La orientación y la forma en que se hacían las ciudades, era también unas manera de elevar sus estados perceptuales y de entender en amplitud sus estudios y observaciones, sus rituales y ceremonias shamánicas, tendrían un resultante mucho mayor a cualquier intento amateur.
En sus ciudades no se puede escapar de la presente realidad cósmica a la que pertenecemos, las ventanas están orientadas iluminando murales específicos a horas especificas, objetos se posicionan hacia los cardinales de la galaxia, las pinturas representan la fuerza evolutiva, y la capacidad de transformación, todo unido en armonía estética y energética, la tecnología magnética y el arte, a cada paso y cada exhalación que recuerda y despierta la ubicación del ser.
El 2012 encierra un fascinante descubrir del ser humano en el planeta y la galaxia, existe mucha información que ha surgido alrededor de esta fecha ya mítica, y sobretodo mucha especulación amarillista cuyo fin es vender y hacer riqueza. En esta serie de artículos exploraremos todo el entorno al 2012, entendiendo la cultura maya, y otras culturas que profetizan semejante alineación temporal. La ubicación del sistema solar, los cambios del sol, y de la tierra misma, así como las sorpresas que se están presentando al entrar a otra parte del universo y al ecuador de la galaxia: Hunabku.

Adivinación y pronósticos entre los mayas actuales

Iniciación de una sacerdotisa
Iniciación de un ajq’iij, sacerdote o sacerdotisa del Sol y del tiempo,
de Momostenango, Guatemala. En las manos tiene el bulto de colorines
que usa en los rituales de adivinación.
Foto: Canek Estrada Peña

Adivinación y pronósticos entre los mayas actualesMichela Craveri

Durante siglos, a pesar de los 500 años de influencia cultural occidental, los mayas han mantenido la costumbre de leer su destino en las semillas de colorín y de maíz, de recibir señales divinas mediante palpitaciones en su propio cuerpo y de descifrar los designios de los dioses en los días “parlantes” del calendario. Hasta hoy en día, los sacerdotes de los Altos de Guatemala –gracias a elaboradas técnicas de interpretación– son capaces de percibir la realidad oculta mediante el estudio del tiempo y del calendario sagrado.

El hombre y los calendarios

Los calendarios no sólo son herramientas de medición del tiempo, sino también magníficos instrumentos de conexión entre el tiempo cósmico y el tiempo humano. Son puertas que le permiten al hombre acceder a los misterios del cosmos y al mismo tiempo acordar los compases de las actividades humanas a los ritmos de los astros. Éste es también el caso de los calendarios mesoamericanos, que siguen vigentes en muchas comunidades de esta región cultural, ya sea como medición del tiempo o como ventana de observación del mundo.

De los tres calendarios usados en la época prehispánica, el tun de 360 días, el jaab de 365 días y el tsolk’iin de 260, los dos primeros fueron suplantados casi completamente por el calendario gregoriano y por las festividades marcadas por los santos católicos. En algunas comunidades del área maya, las actividades rituales se realizan según los augurios positivos o negativos de los días de la semana cristiana. Por ejemplo, no se pueden curar mujeres embarazadas ni el martes ni el viernes, según la implicación negativa de estos días en Europa, ya que “en martes o viernes, ni te cases ni te embarques”. Por otro lado, estos días específicos están dedicados a ciertas ceremonias, como la lectura del huevo o las limpias y las sobadas en Yucatán.


El calendario ritual de 260 días, llamado cholqiij en k’iche’ y tsolk’iin en maya yucateco, “el orden de los días o del tiempo”, parece haberse olvidado en muchas comunidades de México, mientras que representa un instrumento importante de medición y de conocimiento en las tierras altas de Guatemala, en el área k’iche’, ixil, mam, kaqchikel y achi’, entre otras. Cabe mencionar que en las correspondencias calendáricas entre el sistema mesoamericano y el europeo, el ciclo de 260 días actualmente en uso ha experimentado un desplazamiento de unos días respecto a la cuenta del Clásico, por el paso del calendario juliano al gregoriano.

Referencias coloniales y trabajos etnográficos realizados en el área ixil y k’iche’ a partir de los años treinta del siglo XX, atestiguan la continuidad de las técnicas tradicionales en la consulta del calendario de 260 días para realizar numerosas actividades privadas y públicas, como bodas, petición de novia, ceremonias de agradecimiento, siembra, cosecha, adivinación y curación. Durante mi trabajo de campo en el área k’iche’, en los Altos de Guatemala, he podido comprobar la vigencia e importancia de este valioso instrumento cronológico, sobre todo en contextos culturales de escaso contacto con el mundo occidental. La conservación de los rituales ancestrales podría haber sido reforzada en los últimos años por los movimientos de reivindicación étnica o por el contacto con antropólogos que han trabajado en las mismas comunidades. Sin embargo, las referencias coloniales y actuales y la difusión capilar del uso del calendario en muchos municipios de Guatemala atestiguan el valor intrínseco de estas actividades rituales para la vida de las comunidades y su continuidad en el tiempo

TEXTO COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA
_________________________
Michela Craveri. Doctora en estudios mesoamericanos por la UNAM e investigadora del Centro de Estudios Mayas de la UNAM. Su campo de estudio es la literatura maya, en particular de la Colonia y de la actualidad. Ha realizado investigaciones de campo en Guatemala y en Yucatán sobre textos rituales y su retórica.

.

FUENTE

Cómputos y textos futuristas en Palenque

Los escenarios del porvenir
Cómputos y textos futuristas en Palenque
Guillermo Bernal Romero

Al final de su largo reinado (ca. 673 d.C.), el gobernante palencano K’inich Janahb’ Pakal mandó registrar una extensa narrativa en los tableros del Templo de las Inscripciones de Palenque, Chiapas; los diez primeros pasajes de esta narrativa mencionan las entronizaciones y celebraciones de final de k’atun de sus antecesores y de él mismo. De acuerdo con las creencias mayas, los ciclos “katúnicos” (7 200 días) estaban regidos por deidades que podían ejercer influencias benefactoras o nefastas sobre la humanidad.

Episodio 1 (F9-G4): La tercera vez que asienta la piedra en o durante su señorío (fue en) 10 ajaw, 8 yaxk’in, el decimosegundo k’atun (9.12.0.0.0 10 ajaw, 8 yaxk’in, 28 de junio de 672). Lo vio Kznich Janahb Pakal, Sagrado Gobernante de Palenque. Episodio 2 (H4-J1): Se enseñoreó Ich Cham Ajaw, “Señor del Rostro de la Muerte”: (fue una) época de gran mortandad y se secaron los árboles frutales de la Luna (o del dios del maíz). Hubo guerra contra los Gobernantes del Oriente y los Gobernantes del Poniente. Fue humillada B’olon Chan, la Familia de las 16 Familias del Gobernante de los Innumerables Sucesores. Episodio 3 (I2-L2): Dos veces (?) se ató la blanca diadema del altar-kuch-al de sus dioses. Se da el sagrado bulto-pik de la veintena, el pixoom, la diadema blanca y los collares de Yax K’ahk’ K’uh, “Dios del Fuego Nuevo”, las orejeras y sagrado plato de los sacrificios, el ko’haw del dios GI, Sak B’olon. (Esto lo) da el Incensador del K’atun, K’inich Janahb’ Pakal, Sagrado Gobernante de Matwiil. Episodio 4 (K3-K9): El da el sagrado pik de la veintena, el pixoom, la diadema blanca del Nuevo Dios(?) del Rostro del Cielo, las orejeras, el yax-tzi-?, el ko’haw del dios Ch’ok Unen-K’awiil. Episodio 5 (L9-B6): Él da el sagrado pik de la veintena, el pixoom, la diadema blanca, los collares, a Yax Pa’-Witz, las orejeras, la sagrada diadema y el ko’haw del Yajaw-K’ahk’ (“Vasallo del Fuego”), el dios GIII, los Dioses-Incensarios. El gobernante de la Gran Casa, de la Gran Plataforma del Rostro del Cielo; Wak Chan Ajaw es la plataforma del dios Ju’n-? ‘GI’ Sak B’olon. Los tres procreados son los hijos, con sus deidades, del Incensador del K’atun, K’inich Janahb’ Pakal. Su atadura de diadema (en el) kuch-al de los dioses GI, Unen-K’awiil y GIII, los Dioses-Incensarios. Episodio 6 (A7-B12): Él satisface la voluntad del dios del 10 ajaw, 8 yaxk’in, el asiento o inicio del tuun. […] él satisfizo tu voluntad.
Dibujo: Linda Schele. Digitalización: Raíces

El pasaje 10 de los tableros del Templo de las Inscripciones refiere que el final de k’atun 9.12.0.0.0, 10 ajaw, 8 yaxk’in (28 de junio de 672 d.C.) marcó el dominio del dios Ich Cham Ajaw, “Señor del Rostro de la Muerte”, quien provocó hambrunas (“se secaron los árboles frutales”), mortandad generalizada y guerras. Señala que B’olon Chan, la familia real de Palenque, fue humillada. Aunque se realizaron las ofrendas y dedicación de incensarios de los dioses patrones del señorío, GI, Unen-K’awiil (GII) y GIII, habituales en cada final de k’atun, esta vez también hubo cultos consagrados al dios la muerte. Un episodio refiere que Pakal “satisface la voluntad del dios del 10 ajaw, 8 yaxk’in, el asiento o inicio del tuun [….]” Para reafirmar esta piadosa actitud hacia el dios de la muerte, el texto reitera: “él [Pakal] satisfizo tu voluntad”, hablando en segunda persona del singular (“de tú”) a la deidad. La inscripción no refiere de qué manera fue complacido el dios, pero es posible que haya sido conmovido por medio de un sacrificio humano. Estas ceremonias propiciaron un retorno a las condiciones de bienestar y poderío del señorío. Instrucciones para el futuro gobernante del k’atun 8 ajaw (692 d.C.)

El pasaje 11 no relata un suceso; ya que se ubica en el futuro, se trata más bien de una previsión de acciones rituales que debería realizar el jerarca palencano que llegase a regir en el final de k’atun 9.13.0.0.0 8, ajaw 8, wo (15 de marzo de 692 d.C.). De manera textual, esta disposición fue dirigida “al Gobernante [que sea] el Incensador en Matwiil, en B’aakal [Palenque]”. El texto dice que en esa fecha k’atúnica el futuro gobernante “deberá satisfacer otra vez tu voluntad”. Es evidente que se refiere “a la voluntad del dios del 10 ajaw, 8 yaxk’in”, mencionado en el pasaje anterior (el número 10); es decir, se trata del dios Ich Cham Ajaw, “Señor del Rostro de la Muerte”, quien habría de recibir otra dádiva. El texto termina con la expresión “habrá de darse tu [¿]” Lamentablemente, el glifo que alude a la dádiva no está descifrado.
Tal como se aprecia, K’inich Janahb’ Pakal dejó en la incertidumbre el nombre del dignatario que, en el año 692 d.C., habría de rendir veneración al dios de la muerte. Cuando se estaba escribiendo el texto, Pakal rondaba los 70 años y no guardaba ya ninguna esperanza de cumplir ese cometido. Desde luego, K’inich Kan B’ahlam, su primogénito y virtual sucesor, tenía amplias posibilidades de ser el k’uhul ajaw que celebrara el k’atun 8 ajaw (tal como sucedió). De hecho, en ese final de k’atun mandó erigir un monumento en honor del dios Akan, un aspecto del dios de la muerte. Quizá de esta manera cumplió con la disposición de su padre.

TEXTO COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA
_________________________
Guillermo Bernal Romero. Epigrafista, con estudios en las licenciaturas en historia (FFYL, UNAM) y arqueología (ENAH). Candidato a doctor en estudios mesoamericanos. Investigador del Centro de Estudios Mayas (IIF, UNAM).

FUENTE

Se alinearán con el sol y la vía láctea estelas de Rosario IZAPA.

Vuelvo a colocar esta entrada sobre Izapa.

miércoles 20 de julio de 2011

Se alinearán con el sol y la vía láctea estelas de Rosario IZAPA.

domingo 18 de julio de 2010
Se alinearán con el sol y la vía láctea estelas de Rosario IZAPA. Para el 2012 se alinearán los astros; El sol, la tierra y la Vía Láctea.

Símbolos Chinos y de Izapa
Tapachula Chiapas.- Hace miles de años y a pesar de no contar con la tecnología de nuestro tiempo, los MAYAS determinaron que en diciembre del 2012 -en la zona arqueológica de IZAPA-, se podrá observar una alineación de los astros; es decir el sol y la tierra se alienarán con la Vía Láctea.

Así lo manifestó Tomás Adelino Becerra Gómez, presidente del Mundo Cultural IZAPA, quien aseguró que esto fue dado a conocer por el Arqueastrónomo americano John Major Jenkins. La importancia de este evento radica en que las estelas y los montículos existentes en este sitio se encontrarán alineados con el cosmos en la mencionada fecha.

“El objetivo de esta reunión es dar a conocer la próxima presentación del Arqueastrónomo John Major Jenkins, gran estudioso e investigador del calendario sobre la cuenca del final MAYA que termina en el año 2012 y ahí se menciona que en la zona arqueológica de IZAPA en diciembre de 2012, el día del Equinoccio, el Día de la Pelota, se van a alinear los astros; tanto la tierra, el sol y se va a alinear con la Vía Láctea, un hecho muy importante porque en esa época no existían los aparatos o la tecnología que actualmente existen”.

Aseguró que durante el gobierno de Pablo Salazar Mendiguchía, se trató de impulsar y dar más relevancia a los vestigios MAYAS que se encuentran enclavados en la Frontera Sur, pero desafortunadamente no se logró.

No obstante, reconoció que con la administración de Juan Sabines Guerrero, “Se está trabajando para buscar los mecanismos de promoción y difusión. Hasta el momento ya estábamos avanzando, pero tristemente cambiaron a la Secretaría de Turismo, Martha Grajales Burguete”.

Becerra Gómez, aseveró que los vestigios Mayas que se encuentran en el municipio de Tuxtla Chico tiene gran importancia, ya que “ningún lugar del mundo Maya tiene 20 estelas, IZAPA tiene 90 estelas y con eso marca la importancia, así que ya quisiera Palenque, ya quisiera Toniná tener 20 estelas, ya que tiene 10, nosotros tenemos 90 estelas y no las sabemos promocionar”, aclaró.

Por último, destacó que el Gobierno del Estado ha dado atención a este importante Centro Ceremonial y Comercial de la Antigua Mesoamérica, ya que se comienza con la edificación de una zona para el aparcamiento de vehículos, buscando que los turistas puedan visitar uno de los hogares que habitaron nuestros antepasados, los MAYAS.

Maíz en esculturas de Karnataka, India, siglo XII

 
 
 
 

2012 Otro engaño anunnaki

perdón, tuve que modificar y corregir, grácias.

…huácalaaa… asi que éstas lagartijas y culebritas, QUIERA O NO QUIERA YO RECONOCER, FUERON MIS PADRES ANCESTRALES?… pusss… jeje…
cuestión de enfoques.

de paso vayan a los créditos de la imagen arriba y lean a Carlos Campos , aunque se refiere a un congreso de marzo de este año, no pierde vigencia.
escuchen la ENTREVISTA

Interesante charla en el programa “No son Horas” de Onda Cero en Cataluña en la que participan con Carlos Garde y Marc Casanovas y el gran empresario de congresos Miguel Celades, Familia de luz, que está haciendo una labor encomiable difundiendo en sus famosos seminarios de Ciencia y Espíritu todas las verdades que nos oculta el sistema. Habrá un próximo congreso en Madrid en Marzo.

———————————–


por Amitakh Stanford
11 Octubre 2009
del Sitio Web
FlyingBuffaloes7
Los orígenes de muchas cosas en este planeta no siempre empiezan en este mundo.
Algunos teorizan que la astrología se desarrolló como los humanos observaron los patrones de las estrellas en el cielo nocturno y los movimientos de los cuerpos celestes. Otros creen que las lenguas se desarrollaron del uso durante un largo período de tiempo, ayudado por el avance en los métodos de registros de los respectivos idiomas a través de imágenes y/o símbolos.

En verdad, la mayor parte de lo que los humanos llamamos “conocimiento” viene de los alienígenas, y este “conocimiento” no está justamente distribuido en el planeta.

Los seres humanos tienen una historia marcando el tiempo, descomponiéndolo en años, partes de años, estaciones, días, partes del día, etc. Muchos creen que los calendarios fueron inventados por seres humanos para mantener rastreo del tiempo.

Hay muchos calendarios existentes, incluyendo el gregoriano, chino, musulmán, judío, masón, Maya, etc. Cada uno de ellos mide el tiempo de manera diferente. Algunos de ellos están basados en los movimientos lunares, otros en los movimientos de la tierra, mientras que otros están basados en la percepción de los movimientos solares. Básicamente, todos ellos miden las actividades celestes, incluyendo la rotación y la órbita de la tierra.

La introducción de calendarios era una de las muchas dramáticas influencias en la cultura humana; el concepto de los calendarios fue introducido por la élite gobernante de fuera de este mundo. Estos alienígenas han interferido en los asuntos humanos durante mucho, mucho tiempo. Ellos no son humanos. Sin embargo, convencen a los seres humanos en la Tierra a hacer varias cosas que los humanos creen que son útiles y conducirán a avances culturales y tecnológicos.

Mientras que los calendarios tienen muchos usos para el ser humano, el concepto de los calendarios, al igual que otros muchos de los conceptos impresos en las mentes humanas, tienen consecuencias graves y sutiles.

De los muchos calendarios sobrevivientes, un importante foco para la adivinación ha sido el calendario Maya/Azteca, que muchos han interpretado como un indicador del final de los tiempos en el año 2012. Al acercarse el 2012, un creciente interés es atraído a sus ominosas consecuencias. Libros, películas, artículos están siendo distribuidos, que se enfocan en la idea de las predicciones que están vinculadas al año 2012. Muchas personas han interpretado esta como siendo la fecha para el fin de los tiempos, por lo tanto, el fin del mundo. Como he escrito anteriormente, el calendario maya/azteca fue una imposición en el planeta que se originó en la élite Anunnaki, que se había escapado de su futuro hacia el pasado, que es donde dejaron los Anunnaki Remanentes. Es decir, los restos Anunnaki fueron dejados en la Tierra a su suerte y a la espera del regreso de la Élite Anunnaki, quienes los Remanentes creían que regresarían a la Tierra y re-iniciarían el tiempo. Hace mucho tiempo, la élite Anunnaki fueron los responsables de la creación del calendario azteca/maya, que dio la falsa postulación que el 2012 podría ser el final de este planeta.

Hace miles de años, en el tiempo en que fue fabricado el calendario, la Élite Anunnaki pensó que podía regresar a la Tierra y volver a visitar el pasado para restablecer el Atu-waa antes de 2012, pero han fracasado, y el tiempo se ha acabado para ellos, porque el Atu-waa tenía que haber sido re-iniciado antes del final de 2008. La predicción del 2012 como el fin del mundo no sólo está equivocada, es un engaño cruel y deliberado.

El mundo no se acabará en 2012, a pesar de toda la propaganda alarmista que está siendo distribuida a instancias de la clase gobernante en la Tierra. Muchas de las personas están inocentemente participando en la distribución del mensaje, porque han sido engañados por la élite gobernante.

La amenaza del 2012 del calendario es similar al pánico del Y2K y al horror del holocausto nuclear que la élite gobernante ha instigado y ejecutado. Todos estos tres eventos son patrañas que fueron diseñadas por los Anunnaki y fueron impresas en la gente pare que se extendiera por todo el planeta. Obviamente, el engaño del 2012 es un engaño que ha perdurado más que el pánico de la amenaza del terror nuclear y el pánico del Y2K. El fraude de 2012 es también similar al mensaje de mensaje de salvar el planeta” debido a los gases de efecto invernadero. A partir del mensaje “salvar el planeta”, fueron aplicadas leyes para,

  • prohibir bombillas incandescentes
  • obligar a esquemas de mandato de comercio de sistemas-de- carbono
  • obligar a los conductores a usar gasolina mezclada con etanol,
…entre otras cosas. Los ideales detrás del movimiento verde inicialmente eran bien intencionados, pero la élite gobernante ha tomado el control del asunto de “salvar el planeta”, y ahora se ha convertido en otra poderosa herramienta del Gobierno Mundial. El tema recurrente en toda la patraña de 2012, el susto del Y2K y las engañosas políticas de gases de efecto invernadero es que todas estas “armas” fueron diseñadas por los Anunnaki para ser utilizadas contra los seres humanos.

Como he escrito anteriormente, el mundo no tiene tanto tiempo antes de su expiración, ¡pero su fecha de vencimiento no es 2012! A pesar de que el mundo físico no será extinguido en el 2012, la élite gobernante se mantendrá asustando a la gente con información errónea respecto al mensaje del fin del mundo. Las cosas se deteriorarán considerablemente en los próximos años, con más tormentas severas, terremotos, inundaciones, sequías, olas de calor, etc., muchos de los cuales serán artificialmente inducidos y compondrán el miedo del ominoso enfoque ominoso de 2012.

Curiosamente, en 2012, las conciencias de muchos de los seres de la Tierra (independientemente de las formas físicas en las que residan) habrán sido evacuadas o quitadas de sus cuerpos físicos. Las conciencias de reemplazo serán predominantemente de una nueva cepa de conciencia artificial, que se ajustará a los planes de las elites gobernantes para el control del mundo.

Ya las cosas están cambiando rápidamente. La política mundial está pasando por un revolucionario cambio, donde muchas voces están siendo comprimidas en una sola voz en diversos temas. Es como si la mente de los líderes mundiales estuviera comenzando a expresarse como una sola. En medio de estos avances y consolidaciones, sigue habiendo conflictos entre la élite gobernante sobre cuál voz será el poder detrás del Orden Mundial. Muchas cosas en el mundo parecieran ser progresiones normales de acontecimientos. Cuando se habla de acontecimientos políticos, un presidente del siglo XX de los Estados Unidos habría declarado que nada en la política sucede por casualidad.

Esta es otra manera de decir que las cosas no siempre son lo que parecen ser. En realidad, nada en la Tierra pasa por casualidad. Las principales novedades están basadas en estrategias que han sido cuidadosamente planeadas y actuadas en consecuencia.


El Internet es considerado como un avance tecnológico impresionante, pero también es una herramienta poderosa de la clase gobernante.

Se utiliza para hacer intromisión en las vidas personales, así como para espiar en asuntos corporativos, de gobierno y religiosos alrededor del mundo. Mediante el uso de la Internet, cualquier persona, incluidos los agentes de la elite gobernante, efectivamente pueden efectivamente patrocinar o destruir a los individuos, grupos, estados, naciones y regiones esparciendo exageraciones o mentiras de los demás. Esto hace que toma de control de la política mundial una realidad.

Cualquier persona o cualquier grupo que es una amenaza para la elite gobernante, o que se atreva a exponer a la elite gobernante se somete a,

  • acecho electrónico
  • ridículo
  • abuso
  • humillación
  • amenazas
  • asesinatos de caracteres
  • calumnias
  • mentiras
  • otra coacción para silenciar o desacreditarlos…
Cuando estas tácticas de tipo Internet son ineficaces, entonces se utilizan los medios de comunicación más convencionales para difundir mentiras y falsas pruebas para desacreditar y castigar a los individuos, grupos e incluso naciones-estados que se atrevan a resistir a la élite gobernante.

Y, también sigue siendo táctica de terror sometiendo a los que se resisten a la tortura física y ejecuciones cuando sean consideradas necesarias.

La condición humana está indeleblemente manchada con sangre, incluyendo sacrificios humanos, que la Oscuridad ha exigido desde tiempos inmemoriales. Sangre de seres humanos y animales también ha sido demandada por los llamados “dioses” de las diversas culturas. En tiempos modernos, los deseos sedientos de sangre todavía están siendo jugados y forzados sobre los seres humanos.

Incluso aquellos que optan por la paz a juergas de matanzas, por medio de engañarse mutuamente. Y otros tienen la impronta de matar en nombre de la moral, la paz, los derechos o la justicia.

Cuando los sacrificios humanos se ven restringidos por diversas razones, la sangre de animales suele ser sustituida. La sed insaciable de los “dioses” no puede ser domesticada. Ellos deben mantener sus antojos satisfechos, ya que mientras beben más y más sangre. Los “dioses” Anunnaki son muy injustos imponiendo castigos y recompensas en el planeta. Los que se ven favorecidos se les conceden avances culturales, ideas religiosas, idiomas escritos, armas de guerra, lucha de poder, etc., mientras que otros luchan con tecnología y herramientas rudimentarias, armamento limitado, y son muy vulnerables a los favorecidos si éstos decide colonizar la tierra de aquellos alejados de los “dioses” Anunnaki. Parte integrante de matar físicamente es la insaciable sed de la Oscuridad del comportamiento violento, en los seres humanos y animales. La oscuridad ha programado a la gente a participar en actividades violentas.

Muchos han atribuido el comportamiento violento a lo que han identificado como el instinto de supervivencia. Lo que Cuáles ha sido aceptado de ser “instintos” son, en realidad, comportamientos programados que se introducen en los organismos biológicos. Estos “instintos” pueden provenir de la programación genética, se supone que también por el medio ambiente, o pueden ser una combinación de programación genética y del medio ambiente.

Si bien muchas guerras se libran principalmente por razones económicas, hay otras razones para hacer la guerra. Las guerras se derivan de los deseos programados de destruir cosas y derramar sangre. Los “dioses” Anunnaki están sedientos de sangre, exigen sacrificios de los humanos quienes se ven obligados a hacer sus peticiones. El horror del holocausto nuclear no es probable que sea iniciado por un líder desquiciado o una nación canalla, como lo indica la propaganda actual.

La elite dominante tiene mucho más control de la situación como para permitir que esto ocurra.

Sin embargo, cuando la lucha por el control del mundo es llevada a cabo por los grupos alienígenas más influyentes, entonces, un holocausto nuclear es un escenario muy probable para determinar qué grupo de los Anunnaki Remanentes sostendrá el control sobre el Gobierno Mundial, el cual, por lo tanto, estará fundado en la sed de sangre . Como he escrito muchas veces en el pasado, las luchas internas entre la clase gobernante son sobre todo dentro de los grupos de Reptiles. En última instancia, es la alianza formada por los Reptiles Seglares y aquella de los Reptiles Religiosos, que lucharán entre sí por el control del mundo. Sustentando esta lucha por la dominación planetaria está la poderosa resistencia Vulturita, que es una fuerza que los Reptiles de dan cuenta que no debe tomarse a la ligera.

El frente “unido” Reptiliano está actualmente destripando la base del poder Vulturita a través de muchos medios.

Dos de las principales fuerzas de colonización global durante los últimos milenios fueron el Imperio Británico y el Imperio Católico Romano. Estas fuerzas unidas en 1492 y presentaron los protocolos originales que fueron revisados más tarde y se les dio el nombre de Los Protocolos de los Sabios de Sión“. Pero hay muchos otros grupos menos dominantes otros menos poderosos de la élite.

Muchas culturas antiguas creen en sacrificios de sangre a los “dioses” o como ofrendas a la Tierra a cambio de paz, poder, abundancia de cosechas, fertilidad. El Antiguo Testamento menciona ofrendas de fuego muchas veces, refiriéndose a los sacrificios de animales, una práctica que Jesús aborreció. Hizo hincapié en que el hedor de los sacrificios de quemas (holocaustos) deberían de ser despojados de los templos de culto. Las matanzas están incrustadas en la historia humana, y como era de esperar, dada la naturaleza voluble de los “dioses” Anunnaki, es glorificado cuando se hace para propósitos “honorables”, sin embargo, es estrictamente tabú por razones “deshonrosas”. Un asesino solitario, actuando para sus propios fines es marcado como criminal. Doce miembros del jurado pueden legalmente ordenar el castigo de este tipo de asesino sin levantar rastros de hipocresía. Una banda de asesinos también pueden ser criminales y castigados por sus actos. Sin embargo, un ejército de asesinos puede ser “honorable” en sus esfuerzos, y los soldados individuales de un ejército a menudo reciben los más altos honores por matar enemigos. Este tipo de ejército y sus líderes no estarían sujetos a denuncias penales – a menos que el ejército pierda la guerra – en cuyo caso los líderes militares y civiles responsables del ejército puedan, entonces, hacer frente a la “justicia” por sus actividades.

  • El terrorista de Lockerbie es un terrorista asesino para la mayoría en Occidente, sin embargo, un profundo héroe insurgente para algunos en el mundo musulmán.
  • El Barón von Richthofen fue un héroe valiente de la Primera Guerra Mundial para los alemanes de la época, sin embargo, un villano para la alianza Anglo en esa misma guerra.
  • John Wilkes Booth fue considerado un héroe por algunos, pero era un villano para la mayoría, por el asesinato del presidente estadounidense, Abraham Lincoln.
  • Lo mismo puede decirse de Lee Harvey Oswald, quien supuestamente asesinó al presidente estadounidense John F. Kennedy, un siglo después.
  • Saddam Hussein era un villano para la mayoría de la gente en Occidente, y sin embargo, un héroe para muchos en el mundo árabe.
Cuando Hussein fue condenado y ejecutado públicamente por orden de una corte “oficial” compuesta por el lado ganador, muchos en Occidente fueron hechos héroes por su parte en el asesinato de Hussein, sin embargo, siguen siendo villanos para muchos de los vencidos. Los alegres vítores de la ejecución pública de Saddam Hussein es una forma de expresión de la sed de sangre por parte de las turbas que estaban programadas a gritar para que corra la sangre. Esta misma programación fue especialmente atestiguada durante la Revolución Francesa, cuando las multitudes aclamaban cuando era decapitada públicamente cada víctima por la guillotina.

Matar es promovido en este mundo. De hecho, el mundo se nutre de la sangre. ¿Qué más se podía esperar en un mundo que ha estado bajo la dominación sedienta de sangre de los Anunnaki durante tan largo, largo tiempo? Y, el asesinato y la violencia no están limitadas a la guerra.

Ocurre en los logros culturales, políticos y religiosos, así como en las estructuras civiles y militares. Los Anunnaki han jugado muchos trucos crueles en los seres humanos, y los han conducido a comportamientos excesivamente violentos. Los Anunnaki se alimentan de observar que los seres humanos se maten entre sí.


La construcción de la Gran Muralla de China cobró muchas vidas humanas, todo ello en nombre de la defensa de la nación. Hay una creencia cultural de que las cosas que están manchadas con sangre y sacrificios humanos serán reforzadas y fortificadas. La premisa básica de esta creencia proviene de tratar de apaciguar a los “dioses” y a la Tierra misma. Por lo tanto, se cree que la Gran Muralla de China ha sido reforzada y fortalecida, porque la gente dio su vida para la construcción de la misma. La leyenda cuenta que muchos cadáveres fueron encerrados en la Gran Muralla china para fortalecerla.

Estas creencias llamadas supersticiosas que demandan sangre humana están muy extendidas, y son bastante comunes en muchas culturas alrededor del mundo. La fuente de este tipo de pensamiento proviene de los “dioses” Anunnaki, que han engañado a la gente a ofrecerles sacrificios humanos.

Estos eventos no se limitan a los rituales de “arrojar vírgenes en los volcanes”. Siguen existiendo en el mundo, vestidos de muchos disfraces diferentes. El sacrificio humano no sólo existe, es frecuente, aunque a menudo disfrazado de formas culturalmente aceptables. Un ejemplo muy evidente de los sacrificios humanos es encontrado en las guerras. Aquellos que no son tan ingenuos pueden fácilmente hacer una lista de muchas otras formas. Por lo tanto,

  • ¿Por qué la gente todavía rinde homenaje a estos pseudo-dioses Anunnaki sedientos de sangre?
  • ¿Por qué los seres humanos caen en el engaño Anunnaki?
  • ¿Por qué la gente se deja engañar por las insidiosas falsas alarmas Anunnaki?
  • ¿Por qué la sociedad todavía honra los sacrificios humanos?