2012, la obsesión por el tiempo. Reflexiónes de fin de año 2011.

¡yo sólo dejé dicho que regresaria Bolom Yoktek´..!
así que háy les vá!

……………………………………………………….

Viernes, 30 de Diciembre de 2011 13:34

Profecías mayas

Por Jorge Luis Sáenz
saenz10@hotmail.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

“El mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012 y con ello el final del miedo, en este día la humanidad tendrá que escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo y tomando conciencia de que todo está vivo y que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz”.

Reza la Primera Profecía Maya, tomada de la página http://www.profecias-mayas.com, que no se preocupa por citar la fuente. Es sorprendente la supuesta precisión con que los mayas pronosticaron el colapso de los habitantes del convulso mundo globalizado. Sólo con poner en el buscador de Internet “Profecía mayas 2012”, saltan más de 1 millón de resultados, con más de 1800 libros en circulación sobre el particular, sin contar las innúmeras menciones en televisión, algunas películas, uno se siente intimidado… Sólo faltan 385 días para el fatídico 21 (23) de diciembre de 2012… y contando.

¿Verdad o fantasía? ¿Estamos ante el fin de la civilización? ¿Llegará el tan anunciado Apocalipsis? Con estas preguntas en mente me dirigí al coloquio “Año 2012”, organizado por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en busca de respuestas.

La selección de los participantes no podía ser mejor, todos especialistas en arqueoastronomía del México prehispánico: el doctor en astrofísica Jesús Galindo Trejo, el arqueólogo Stanislaw Iwaniszewski; Arnold Lebeuf, catedrático de la Universidad de Cracovia, y el estudioso del calendario maya Isidro Jaimes.

También se entrevistó al maestro Alfonso Arellano Hernández, quien tradujo la estela 6 del sitio arqueológico El Tortuguero (Tabasco), único monumento maya donde aparece la supuesta fecha del fin de los tiempos: 21-23 de diciembre, de 2012.

“No se preocupen, los mayas no predijeron el fin del mundo en el año 2012. Lo que va a suceder en diciembre de 2012 es solamente el fin de un periodo, el mundo no se acaba, el mundo sigue, termina un ciclo y comienza otro”, asegura el organizador del coloquio Stanislaw Iwaniszewski, especialista en arqueoastronomía.

Para este estudioso, los presagios de catástrofes y diluvios, asociadas a la escritura y construcciones de los antiguos mayas comenzó con la llegada de los evangelizadores españoles al Nuevo Mundo, en los siglos XVI y XVII, que interpretaron las tradiciones mayas en términos bíblicos.

Ya en el siglo XIX, los primeros exploradores europeos y estadounidenses  de las ciudades mayas tenían la idea romántica de que el arqueólogo era una especie de héroe que devolvía a la humanidad una civilización perdida.

Para Iwaniszewski gran parte del embrollo con el supuesto fin del mundo es que los mayas inventaron, arbitrariamente, la llamada “fecha Era” o inicio de la cuenta larga, la cual fijaron en la fecha 13.0.0.0.0 4 Ajaw 8 Kumk´u, que equivale al 11 de agosto del año 3114 a.C.

 Ahora, al cerrarse el ciclo de 13 baktunes, es decir, 5,125 años (trópicos+173.73 días), o bien, un millón 872 mil días, arribamos a la fecha 13.0.0.0.0. 4 Ajaw 3 Kank´in, que corresponde al 21 de diciembre del año 2012.

Añade que los astrónomos occidentales, en el siglo XVII, actuaron de la misma manera que los astrónomos mayas al asignar para el inicio del mundo, según la Biblia, una fecha arbitrariamente escogida: 27 de septiembre del 4,713 a.C., día de inicio del calendario Juliano.

Las escrituras mayas –recalca el investigador– no hablan de ninguna catástrofe, de Apocalipsis o del fin del mundo, esa es una lectura europea. Simplemente se tomó este periodo de 5125 años (13 baktunes), como inicio y fin de una era, aunque los mayas tampoco dicen eso.

–Entonces ¿cómo se llegó a la paranoia del 2012?
– Actualmente hay como mil 800 libros circulando sobre el tema, muchos son traducciones en todos los idiomas, también hay películas y documentales; no obstante sólo dos o tres valen la pena, lo demás es especulación, mercadotecnia. Ruido mediático, no hay ninguna coincidencia.

Los mayas heredaron de los olmecas, de los zapotecas o de los mixe-zoques los sistemas para contar el tiempo. Al observar los astros, desarrollaron la idea de ciclos menores, dentro de ciclos mayores de tiempo. Por ejemplo, en la época clásica, en Chichén Itzá, desarrollaron la idea de que una vez que concluía un periodo de 13 baktunes (5125 años) tenían que mudarse a otra ciudad.

El profesor de postgrado en el ENAH añade que los mayas concibieron ciclos mayores a 13 baktunes, los cuales van antes de la “fecha era” y también después de nuestro 2012. “Podría citar la estela 1 de Cobá, que abarca 20 periodos de 13 baktunes, que es una cifra astronómica, algo mayor a la edad del Universo. Estos cómputos numéricos servían a los gobernantes como un instrumento político-religioso y también filosófico. Los reyes y sacerdotes, con estos cálculos, querían demostrar que ellos eran los dueños de estos ciclos, que dominaban temporalmente el desarrollo de la humanidad”.

La estela 6 de El Tortuguero

Enclavado en la selva baja de Tabasco, se halla el sitio arqueológico de El Tortuguero. Allí fue descubierta la llamada estela 6 (de un grupo no mayor de 12), el único lugar donde se encuentra escrita la fecha 13.0.0.0.0. 4 Ajaw 3 Kank´in, que corresponde al 21 de diciembre del año 2012. La estela, a la que le faltan algunos fragmentos, se encuentra en el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer, en Villahermosa.

El historiador Alfonso Arellano Hernández, del Centro de Estudios Mayas de la UNAM y profesor de la ENAH, fue la primera persona que leyó, tradujo e interpretó no sólo el contenido de la estela 6, sino de toda la epigrafía del sitio arqueológico, en 1987.

En la primera Mesa de Palenque, a principio de los años 90, Arellano Hernández dio a conocer el contenido de la estela 6. No obstante, publicó sus hallazgos hasta 2006 (Tortuguero: una historia rescatada, Centro de Estudios Mayas, Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM).

–¿La estela 6 habla del fin del mundo?
–Jajaja, ¡nooo! Lo más importante que narra es la biografía de un gobernante, Ahpo Bahlum, ahau o señor de El Tortuguero, quien era primo de Pakal II, señor de Palenque. Por esa razón, este sitio fue un centro ceremonial, administrativo y punto estratégico para el sometimiento de las ciudades circunvecinas gracias al apoyo de Palenque.
El texto –explica– celebra los 25 años en el trono cumplidos por Ahpo Bahlum (accedió al gobierno en 644 d.C.), al igual que la proyección a un futuro lejano para el propio gobernante: 1344 años contados desde 669 d.C., lo cual llega al día 23 de diciembre de 2012, fecha vinculada con el solsticio de invierno. Como en toda fecha maya, se hacían augurios y pronósticos: en este caso, el dios Bolón Yokté’ –quien creó el tiempo y el espacio de acuerdo con el Chilam Balam de Chumayel, al caminar– descenderá “en” el cielo (no “del” cielo), tal vez como gobernante (a juzgar por ejemplos similares).

–Cómo pasamos de la vida de un soberano al “fin del mundo”?
–Todas las culturas humanas tienen en su tradición narraciones catastróficas, esto es por el temor a la muerte. Lo que pasó con la estela 6 es que su lectura se ha escindido, tomando sólo una parte e ignorando el resto de lo escrito en ella, ignorando también el contexto del sitio arqueológico y su historia.

Los mayas del siglo VII “conciben una muy larga serie de renovaciones periódicas y necesarias para que el universo continúe existiendo. Desde luego, ningún texto maya alude a tan temido #fin del mundo#, como alega multitud de personajes, casi todos charlatanes, que explota la ignorancia y la ingenuidad. Ni los diecisiete libros llamados del Chilam Balam, ni el Popol Vuh, ni los títulos ni probanzas de méritos y servicios escritos a partir del siglo XVI dan cuenta de semejante disparate”.
–La polémica, cierta o no, arrastra ya a la comunidad científica.
–Se han levantado incontables discusiones bizantinas de las que no escapan ni los investigadores especializados. No obstante, encuentro un mal planteamiento: El  final de la cuenta larga no es el fin del mundo, es el inicio de un nuevo momento.  El mundo no se acaba, es el tiempo el que se gastó y se tiene que renovar. Tiene que empezar de nuevo la cuenta larga.

“Ya pasamos el final del milenio, aunque hicimos mal la cuenta. Ahora estamos discutiendo 2012, pero falta el 2027 y ninguno de los colegas lo ha mencionado… Es buscarle tres pies al gato, que no está mal, pero de repente se nos va de las manos, le hemos dado una importancia desmesurada en términos científicos, cuando los gobernantes mayas estaban más preocupadas por decir voy a cumplir años en el trono y quiero que los dioses me den su beneplácito”, concluye el epigrafista maya.

No se ponen de acuerdo


Independientemente de la complejidad y erudición de los cálculos matemáticos y astronómicos realizados por los especialistas, lo que salta a la vista es que la fecha del 21-23 de diciembre de 2012, todavía está a discusión. En parte debido a la complejidad de los calendarios utilizados por los antiguos mayas, por los menos dos: uno de 260 días y otro de 360 días (más 5 días “aciagos”), en parte porque las correlaciones (equivalencias) con los calendarios occidentales (Juliano, Gregoriano, GTM), aún son debatibles.

Arnold Lebeuf, quien ha realizado investigaciones en el observatorio de Xochicalco, abordó las semejanzas y diferencias entre la “cuenta larga” (de 5200 años) de los antiguos mayas con el calendario de los aztecas y la leyenda del Quinto Sol. El especialista de la Universidad de Cracovia destacó que el cómputo realizado por los aztecas para la finalización del Quinto Sol, que comenzó en el año 1040 d.C., terminará, por un terremoto, en 2080, por lo que no hay que preocuparse.

Dijo que los aztecas hicieron un manejo político del calendario, y de la predicción de los eclipses: “Los aztecas crearon el Quinto Sol para sí mismos como la esencia de los tiempos. Fabricaron artificialmente un reino de 1040 años, que no podría ser eclipsado”.

Por su parte, el doctor Jesús Galindo presentó sus investigaciones de la pintura mural de Mayapán, donde está tratando de probar que los frescos donde aparece un gran disco solar amarillo con rayos rojos, custodiado a ambos lados por un personaje que sostiene en las manos una especie de lanza, registran el paso de Venus sobre el astro, un fenómeno que podría ser visible cada 107 años, durante un periodo corto de 8 años.

También Galindo ha realizado un complejo cómputo de la “cuenta larga” de los antiguos mayas, relacionándola con la observación del tránsito de Venus frente al disco solar. Esta propuesta supone que los 13 baktunes se completarán al ocurrir el próximo tránsito de Venus frente al sol, en abril y septiembre de 2013, de modo que se tendría una nueva correlación calendárica.

Por esta razón, el especialista planea “observar a simple vista el fenómeno de Venus en abril de 2013 en Mayapán. Es la última oportunidad, después tendríamos que esperar 107 años”, dijo.

Para Galindo las especulaciones sobre el fin del mundo “son una locura”, en razón de que nuestro planeta, desde el punto de vista astronómico, es insignificante en relación con el Universo. Los científicos debemos divulgar que la civilización maya vivió obsesionada por el tiempo, lo cual quedó pasmado en la escritura y escultura (estelas), en la cerámica, la pintura mural y las edificaciones (pirámides y observatorios).

Antecedentes catastróficos

Los primeros cálculos calendáricos y astronómicos de los mayas salieron a la luz con el descubrimiento del Códice de Dresde, por Ernest Förstermann, bibliotecario de la Real Biblioteca Sajona, quien casi desentrañó el calendario completo de los mayas, además encontró que su sistema de números era vigesimal y que tuvieron una “cuenta larga”, para la cual se computaban los días transcurridos desde el punto “cero” del calendario en el milenio cuatro antes del comienzo de nuestra Era.

Basado en fotos, tomadas por Teobert Maler y Alfred Maudlay por los años 1900, Joseph Goodman logró correlacionar la “fecha cero” del calendario maya con la fecha cero del nuestro, así se pudieron convertir las fechas mayas al día exacto de nuestro calendario, aclara el libro Mundo Maya(Cholsamaj-Fodigua, Guatemala, 2001).

Ya en el siglo XX exploradores, como Sylvanus Morley y su alumno John Eric Sydney Thompson, hicieron grandes aportes a la comprensión del calendario maya, éste último escribió el libro nodal Maya Hieroglyphic Writing (1950), que se ocupa del calendario más que de la escritura.

El libro The ancient Maya, en 1946, habla ya de cataclismo y diluvio. La astrónoma Maud Makemson, en 1951, tradujo el Chilam Balam de Tizimin, donde aparecen las profecías relacionadas con las cuentas katúnicas (periodos de 7,200 días), cuando suceden ciertos cataclismos. Ella relacionó la fecha 13.0.0.0.0 4 ajaw 3 kank´in (21 de diciembre de 2012) con las profecías del fin del mundo.

En 1966, vendría Michael Coe, quien calcula la fecha del fin del mundo, pero la calcula mal: 24 de diciembre de 2011. Porque no contó el año “cero”, antes de Cristo y después de Cristo, falta un año. Además relaciona las leyendas mexicas del Quinto Sol, que pronostica su fin con un terremoto.

La interpretación más importante la han dado investigadores influidos por las ideas New Age, y del chamanismo del Mircea Eliade. En este terreno destaca Linda Schele, de la llamada Escuela de Texas, como libros como Una selva de Reyes y El Cosmos maya, ambos traducidos y publicados por el FCE.

Schele y sus seguidores desarrollan la teoría que de la realeza divina maya basaba su poder en sus capacidades chamánicas. Proponen que el rey-chamán hacía ceremonias públicas convirtiendo su cuerpo en un árbol del mundo o axis mundo (eje del mundo).

Finalmente, en los años 80, José Argüelles, identifica el año 2012 con la renovación espiritual y señala que los hombres recibieron conocimiento del sistema de los extraterrestres y propone que la tierra recibirá un rayo de energía, que saldrá del centro de la Vía Láctea. Después de esto surgió una avalancha de textos sobre el 2012.

La posición científica

Ante la gran cantidad de supuestos “expertos” e “investigadores” que predicen el alineamiento del sol y varios planetas de nuestro sistema solar, también la llegada de un rayo cósmico proveniente del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, así como un cambio en la consciencia universal, la comunidad científica ha reaccionado explicando qué sí y qué no dijeron los mayas del periodo clásico. La prestigiosa revista Arqueología Mexicana dedicó su número 103 al particular, de donde extraemos algunas opiniones.

Distinguido en astronomía, antropología y estudios nativos de la Universidad de Colgate, el profesor Anthony Aveni apunta que, desde el punto de vista astronómico, hay poca evidencia de que los antiguos mayas consideraran importante la Vía Láctea. Cuando se refieren a ella la perciben como un sendero. Considerarla como un árbol, a pesar de cuanto se diga, aparece solamente en la etnografía contemporánea.

En segundo lugar, el autor del libro The End of Time: The Maya Mystery of 2012, agrega que la Vía Láctea es una banda ancha, luminosa y lejana que envuelve a la Tierra; poco se parece a su representación en los mapas computarizados que con demasiada frecuencia usan los profetas contemporáneos para especular sobre lo que contemplaban en el cielo los antiguos sabios mayas.

¿Predijeron los profetas mayas el fin del mundo en 2012? El especialista Nikolai Grube, Profesor catedrático de la Universidad de Bonn, ataja “no hay ninguna profecía sobre el fin del mundo en el año 2012 en los códices mayas. En ningún lugar de los tres códices mayas los epigrafistas han encontrado señales de profecías apocalípticas relacionadas con una fecha concreta. Cualquiera que revise los códices mayas en la búsqueda de evidencia para las profecías apocalípticas, como sugieren los seguidores del ámbito esotérico, se desilusionará”.

Acota que en la página 74 del Códice de Dresde hay una posible referencia a la destrucción del mundo por inundación, por esa razón “nuestra afirmación inicial de que la fecha 2012 en los códices no desempeña ningún papel no debe llevarnos a asumir que el asunto de las profecías sea irrelevante en los códices mayas en general. Casi todas las secciones de los tres códices mayas se dedican a la previsión del futuro. Los códices mayas tienen mucho en común con los oráculos del Antiguo Oriente o de los griegos, en los que la profecía no se distinguía de la adivinación”.

Última actualización el Viernes, 30 de Diciembre de 2011 14:51

Arqueólogo rechaza el apocalipsis en códices mayas

¿FIN DEL MUNDO. El 21 de diciembre de 2012 es que se acabará un ciclo y se va a iniciar una nueva era, dijo el arqueólogo (Foto: Archivo ELUNIVERSAL )
El ex delegado del INAH, Alfredo Barrera, dijo que no encuentran en los códices mayas ninguna evidencia de profecía catastrófica para el 2012.
Los arqueólogos y epigrafistas no encuentran en los códices mayas ninguna evidencia de profecía catastrófica para el 2012, afirmó el arqueólogo mexicano Alfredo Barrera, al participar en las Jornadas Culturales Mayas que concluyeron la víspera en esta ciudad del sur de España.
En el Archivo General de Indias, donde fue develado el busto del investigador yucateco Silvio Zavala Vallado, el especialista aseguró que el aspecto apocalíptico de las profecías mayas responde a intereses económicos.
‘Ante un mundo globalizado, un mundo en el que hay catástrofes, tsunamis, el aspecto apocalíptico del tema ha llamado la atención, ha generado toda una industria, hay intereses económicos en potenciar todo esto’, dijo.
‘Los únicos que casi no hablamos somos nosotros’, dijo en referencia a los arqueólogos y especialistas en la cultura maya. ‘No nos hacen caso, porque no estamos en la misma línea’, aseveró.
Explicó que ‘lo que claramente sabemos es que el calendario maya partía de días, luego de periodos de 20 días, y así sucesivamente, era cíclico y lo que va a pasar el 21 de diciembre de 2012 es que se acabará un ciclo y se va a iniciar una nueva era’.
Insistió en que ‘en los códices no tenemos referencia a ninguna catástrofe, a ninguna referencia en este sentido. No hay profecías catastróficas relacionadas con alguna fecha concreta y en esto estamos de acuerdo todos los arqueólogos, los epigrafistas, los especialistas en tema’, anotó.
El ex delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) expuso que los mayas no han desaparecido, continúan viviendo, y a pesar de la conquista han podido conservar gran parte de su legado sociocultural.
‘Todavía viven, tienen gran parte de su cosmovisión. Hay unos seis millones, en Guatemala, Chiapas, Belice, Yucatán, entre otras zonas y esta población no pierde la esperanza de un futuro mejor’, puntualizó.
Finalmente, expresó que ‘los mayas de la actualidad no están pensando en que el mundo se va a acabar’.
Fuente: eluniversal.com.mx

Read more: Arqueólogo rechaza el apocalipsis en códices mayas | mundomaya.com 

FUENTE

 

Guía 2012: Los calendarios mayas (2da parte)

Guía 2012: Los calendarios mayas (2da parte)

La segunda parte de la serie sobre todo lo relacionado a la mítica fecha del 2012 y el fin del calendario maya; esta vez Griknay nos introduce a la parte esotérica de los calendarios mayas y a su espejo del tiempo.
Entre el saber y el descubrir, se escribe la filosofía humana, encontrar la claridad sin deslumbrarse por el brillo del ego, y evitar entrar en el oscuro laberinto del ser: “yo sé”… Es posible que se opaquen las ganas de entender el tiempo presente y los tiempos venideros en la premura e histeria que nos caracteriza como sociedad, alimentando aquello que suponemos es nuestro: él miedo; el cuan desalienta y paraliza, pero nunca han vencido el verdadero intento de un humano con espíritu.
Pensar en una comprensión del mundo antiguo maya, comprendida desde nuestros procesos mentales racionales, es posicionarse en la cima del ser que solo se observa a sí mismo, es intentar entender la mente de un águila, o de una serpiente, suponiendo que su capacidad psíquica esta a la escala dimensional de la mente humana, -sin cuestionarse, ¿es una mente diferente?
En el fascinante viaje a las profundidades del tiempo, pasado y futuro, que representa el estudio maya, pasional y afirmante de una conciencia diferente; y una posibilidad de buscar algo más valioso que el oro, se inicia en cada uno, el deseo de sentir en toda su amplitud y entender aquello que percibimos necesario para cruzar el ciclo del tiempo.
Entender el cambio del planeta en este fin de ciclo, requiere olvidar los atavismos históricos de la humanidad. Dejar de entender el 2012 como un evento, cultural, social, o religioso y contenedor de fobias. Exige que nos soltemos a un mundo nuevo, donde no hay premios cada que suponemos entendemos algo. Donde los pasos por el camino no exaltan ni alimenten el ego, un camino en el que se vive el tesoro de gozar al descubrirse en un mundo por descubrir, lleno de posibilidades y encuentros con vivencias que sembraran en nosotros, la madurez de un árbol viejo contemplando las llamas que puntualmente llegan para transformar y renovar la vida.

Calendarios mayas
En los múltiples calendarios mayas, no solo están descritas las posiciones de los planetas en el sistema solar, o la exactitud con la que median el movimiento-tiempo, los mayas tenían calendarios para entender los ciclos de la naturaleza y el cambio biomagnetico del cuerpo humano. Analicemos diferentes calendarios, primero hay que entender ¿por qué era tan importante el tiempo en los Mayas? Otras culturas de su época, pudieron sobrevivir sin la necesidad de una exactitud cósmica, ni la información galáctica que los mayas dominaban, sin ir más allá, nuestra cultura actual no ha tenido interés alguna por los calendario.
Nosotros usamos el tiempo para medir y calificar distancias, cuantificar tiempos de recorrido entre un lugar y otro, o para separar eventos históricos “organizadamente”. Este uso del tiempo para los mayas hubiera sido ilógico, el tiempo para ellos -“los dueños del tiempo”- era sagrado. La percepción del universo en constante cambio, era la percepción de la vida misma en el interminable cambio. Por esta razón los mayas buscaban una exactitud en sus mediciones para entender el cambio – comprendiendo que nada es igual en la sucesión del movimiento cósmico-. Así lo entendieron como el mapa de la evolución. Sus calendarios muestran este mapa del universo; “un mapa del tiempo”
Nuestro calendario Gregoriano está lleno de incoherencias y caprichos. Absurdo en un sistema corrupto que amanece incoherente como la corrupción misma. Nuestro calendario es insensible al movimiento galáctico del que formamos parte. Vivir con un calendario (como el gregoriano) no nos permite ubicarnos en tiempo y espacio. Nuestros meses no tienen relación alguna con los ciclos lunares, carece de personalidad “calendárica” basándose en una proliferación de situaciones que inscriben al ego humano como guía con una brújula rota pero con un poderoso escudo brillante. En si es un reflejo de nuestra historia occidental y su ignorancia.
Entre sus múltiples errores, lo más importante es que no nos habla del cosmos, ni nos ubica en el paso por las constelaciones celestes. En esencia no tiene como objetivo que nos acordemos que formamos parte de un universo y sólo nos observamos, como observadores y conocedores, en un ego infundado. Si este arcaico calendario, actualmente subsiste, es por la tendencia a la costumbre, o por el afamado miedo al cambio sistemático , pero no porque el calendario sea parte de una pieza-artística- del conocimiento humano. Simplemente organiza nuestra vida social. Por el contrario podemos comprender a través de otras culturas, lo importante es entenderse como ser cósmico, influyente e influido de todo lo que existe, y embebernos de los resultados de una mente expandida que puede viajar mas allá de su casa, que entiendeael tiempo y la distancia no como una línea recta, o una regla inamovible, si como un espejo del ser galáctico: él mismo.
Tzolkin
El calendario sagrado maya, relacionado al ciclo de Venus y al tiempo de gestación humana (260 días) describe la conexión entre la galaxia y el cuerpo humano.
Hablar de los mayas y sus precisiones astronómicas, es también hablar de matemática, una ciencia que nace del movimiento cósmico; números que buscan adecuares a una realidad que va más allá de la razón humana, que se traslimita para entenderse con lo que lo rodea. En el calendario Tzolkin se encuentran una serie de coincidencias numéricas, desde la más sencilla operación, que se multiplica en la complejidad de un juego mágico. Echando un vistazo sencillo a la multirelación numérica del Tzolkin, nos podemos dar cuenta de su magnitud. Este pequeño vistazo, puede continuar exigiendo al estudiante una pasión matemática que encontrara un nuevo significado numerológico capaz de de entender la galaxia.
El ingeniero Alfonso Molina, dotado de una comprensión naturalmente pasional, nos explica su visión de la fascinante estructura del Tzolkin:
En los confines, ires y devenires, de los tiempos, el movimiento perpetuo del universo se ha conformado tanto con estados vibracionales de tan baja frecuencia, que parece que todo está en reposo, como con aquellos de tan alta frecuencia, que parece que nada existe. EL CAOS.
En el orden del caos, el caos tiene un orden, teniendo como vehículo el TIEMPO, cuya naturaleza es de expansión y a la vez de contracción, lo que le da una elasticidad coherente con la naturaleza misma del universo.
Erick Von Daniken expresó que: “no estamos aprendiendo nada, solo estamos recordando lo que ya sabemos”, y que transpolando a los términos del vox populi, “esto ya lo había visto, esto ya lo había vivido, esto lo escuche en alguna parte”, no son más que la confirmación de que nuestra conciencia trascendental ha sido CORROMPIDA y BLOQUEADA. Este personaje interpretó que la representación de la lapida de PACAL VOTAN, el último Chilam Balam de nuestros tiempos, era de un ¡viajero interestelar!. Solo era un Maya más.
Las culturas de estos infinitesimales tiempos han establecido algunos recuerdos de lo que FRACTALMENTE ha sido la realidad no solo de la especie humana, sino del UNIVERSO mismo.

El espécimen llamado MAYA, no solo representa al producto resultante de la “enseñanza” de los 9 SEÑORES DEL TIEMPO provenientes del 5º acorde galáctico, ni al viajero perpetuo que trascendió el conocimiento de la Atlántida a Lemuria y viceversa, ni a aquellos aborígenes que superando todas las reglas establecidas alcanzaron la supremacía de las ciencias humanas, representa el detonante del interior de cada uno de nosotros, de nuestra conciencia trascendida.

El comienzo no es hoy, ni en el 2012, es cuando cada uno de nosotros encuentre su propia INDIVIDUALIDAD, cuando completes tu lucha interna entre el ser, estar y sentir, cuando tus créditos sean suficientes para que la muerte te reciba agradecida, cuando el inframundo te lleve a HUNABKU.

El estudio perceptivo del llamado Tzolkin por William Gates (derivado del lenguaje Maya de Yucatán, tomando como base del idioma quiché: ch’ol q’iij, “el orden de los días”), y de el Chuenil Kin (proveniente del Chilam Balam, escrito ancestral y trascendental), nos lleva a una conclusión: “HUNABKU, un guerrero en trascendencia, convoca hoy a todos aquellos que estén en el ORDEN DEL CAOS, en el ORDEN DEL TIEMPO”.

¿Apocalipsis?, ha habido algunos, ¿los recuerdas?, o ¿tu apego a la materia y a las emociones ajenas inducidas (frecuencia 12:60) no te permite recordarlo?

Para el pueblo Maya el conocimiento de los acontecimientos que tenían lugar en la bóveda celeste era vital, así ha sido expresado en sus estelas, pintura, y códices. Para ellos, el concepto del tiempo cíclico fue asumido con gran naturalidad y fluidez, lo que les llevó a desarrollar un método de observación sistemática que les permitió diseñar el más perfecto sistema calendárico que hasta esta fecha hubiese sido creado por la humanidad. El tiempo lo era todo para este grupo humano. Tenían la capacidad de medir el tiempo con tal exactitud que les daba la posibilidad de predecir en qué momento iban a producirse todas las acciones y sucesos que ya habían acontecido con anterioridad. Consideraron que el tiempo era cíclico y que por ello, a través de un calendario perfecto podrían predecir el futuro; lo que los convirtió en los Señores del Tiempo.

A través del Popol Vuh podemos tener una idea de la concepción maya de la creación y del inicio del tiempo. Este escrito en lengua maya quiché, fue traducido al latín por varios sacerdotes católicos, ayudados por iniciados de la religión maya quienes quisieron asegurar en la escritura una parte de su cultura que, transmitida oralmente, tendía a perderse. Este texto fue conservado fortuitamente durante más de 150 años en la biblioteca de la iglesia de Santo Tomás de Chichicastenango (Guatemala), donde en el siglo XVIII Francisco Ximénez, sacerdote de la misma, inicio su traducción al español.

He aquí un pasaje que nos referencia el inicio del mundo:

Entonces, no había ni gente, ni animales, ni árboles, ni piedras, ni nada. Todo era un erial desolado y sin límites. Encima de las llanuras el espacio yacía inmóvil, en tanto que, sobre el caos, descansaba la inmensidad del mar. Nada estaba junto ni ocupado. Lo de abajo no tenía semejanza con lo de arriba. Ninguna cosa se veía de pie. Sólo se sentía la tranquilidad sorda de las aguas, las cuales parecía que se despeñaban en el abismo. En el silencio de las tinieblas vivían los dioses que se dicen: Tepeu, Gucumatz y Hurakán, cuyos nombres guardan los secretos de la creación, de la existencia y de la muerte, de la tierra y de los seres que la habitan. Cuando estos dioses llegaron al lugar donde estaban depositadas las tinieblas, hablaron entre sí, manifestaron sus sentimientos y se pusieron de acuerdo sobre lo que debían hacer, como y CUANDO…

El sistema calendárico, el engranaje que compone el gran oráculo maya, el cual tiene predeterminada su parada, así como tiene bien establecida su puesta en marcha, está formado por unas ruedas calendáricas. El entendimiento de estas se debe al alemán Ernst Förstemann, Bibliotecario Real del Reino de Sajonia quien consiguió realizar varios descubrimientos importantes en torno a los números y al calendario maya , ya que en 1867 tuvo acceso al Códice de Dresde (uno de los cuatro libros mayas que sobrevivieron a la destrucción sistematica de los religiosos españoles en tiempos de la conquista).

El Popol Vuh, una de las versiones de la creación maya del mundo, nos evoca el instante en el que las ruedas calendáricas comenzaron a moverse, el instante en que el tiempo comenzó a marcar la cuenta de los ciclos y el instante en que, de las tinieblas, los dioses primordiales, con el tiempo, llevaron a término la primera creación. Ese momento tiene, por tanto, un inicio perfectamente señalado. Un inicio que, traducido a nuestro calendario, tuvo lugar el día 13 de Agosto del año 3113 A.C.

RUEDAS CALENDARICAS

Podemos considera el año terrestre-solar como una rueda dentada de 365 dientes (13 lunas de 28 días, más el día cero) el llamado Haab o ”cuenta de los días” y el Tzolkin como el conjunto formado por un par de ruedas dentadas más pequeñas que en conjunción generan 20 sellos X 13 tonos=260 combinaciones. Si acoplamos estos dos conjuntos y las hacemos girar, ambas volverán a acoplarse tras 52 vueltas de la rueda del año terrestre (52 años) y 73 vueltas de la del Tzolkin. Este es el Ciclo de Sincronización Haab y del Tzolkin. Es decir que la fecha de un día estaba formada por el número de el tono y sello del Tzolkin y el número del día y nombre del mes del Haab, combinación que se repetiría 52 años terrestres-solares.
El movimiento de las ruedas del Tzolkin expresado como una matriz numérica, 20 series del 1 al 13 dispuestas en vertical y distribuidas en 13 columnas y 20 filas. ha sido motivo de investigación[] debido a su peculiar organización numérica. He aquí algunas peculiaridades:

  • -Si sumamos los números de las cuatro esquinas del Tzolkin (1, 7, 7, 13), encontraremos que da un total de 28, que es el número aproximado de días en un mes. Este fenómeno se repite también en todas las esquinas interiores, (9, 1, 13, 5), (11, 13, 1, 2), etc.
  • -Si multiplicamos el número 28 que obtuvimos sumando las esquinas, por el número 13 (cantidad de tonos), obtenemos el número 364. Si consideramos que los mayas empezaban a contar desde el cero, podemos ajustarlo esto a nuestro modo de contar sumando un dígito: 364 + 1 = 365. Obtenemos 365, que es el número de días en un año solar.
  • -La suma de los números de cada una de las filas horizontales = 91, que resulta de multiplicar el 13, número mágico maya, por el 7, número místico universal. Así como también es el número de días de cada estación del año solar (91*4=364) y si consideramos de nuevo que los mayas empezaban a contar desde el cero, podemos encontrar que para ellos, en realidad, el año solar posee 364 días, pues el primer día de año sería cero.
  • -En esta matriz hay una columna central, llamada “Columna Mística”, la 7ª. Sumando los números de la Columna Mística obtenemos 140= 20 x7. La suma de los números de la Columna Mística en pares desde sus extremos hasta el interior empezando por el 4 y el 10 hasta el 13 y el 1 da 14= 2 x 7.
  • -La relación entre 140 (la suma de cada columna) y 91 (la suma de cada fila) es la misma que entre 20 y 13: 1’538461(periodo). Esta curiosa matriz de números puede esconder muchos secretos numéricos, y la intuición es la más indicada para descubrirlos. 260 es el resultado de la multiplicación de 13 y 20. Podemos encontrar los números 13 y 20 en relación con nuestro cuerpo: en las 13 articulaciones y en los 20 dedos de manos y pies. La diferencia entre 13 y 20 es 7, como las 7 glándulas y sus correspondientes fuentes de energía espiritual (chakras). La suma de ambos números es 33, como el número de vértebras de la columna. También, 33 como años es el periodo en el que la Tierra cumple un número entero de giros o días, considerando que el año es de 365’2422 días.
  • -Así como podemos dividir el círculo en 360 partes o grados, podemos hacerlo en 260 partes o grados. Si lo hacemos, sobre la órbita de la Tierra obtenemos 7 días cada 5 grados, 14 días cada 10 grados y 28 días (13ª parte del año) cada 20 grados (13ª parte del círculo de 260 grados). Es decir 13 meses de 28 días o 13 secciones de 20 grados.
  • -Se ha hecho una estimación de que el tiempo de vida media del hombre es de 71 años (71 órbitas al Sol), es decir, 26.000 giros de la Tierra o días, 100 Tzolkin. También 260 x 100 años (365 x 100 Tzolkin) es un redondeo del tiempo que define el ciclo de precesión de los puntos equinocciales de la Tierra. El ciclo de 260 días no parece responder a algún ciclo de algún astro, pero sí es un patrón que conforma ciclos más amplios. La Luna cumple su ciclo metónico durante 26 Tzolkin (18’6 años). También durante 261 años (366 Tzolkin) cumple su ciclo octogonal. Así mismo, el ciclo del Sistema Solar, concretamente de los 4 grandes planetas Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, es de 26.000 Tzolkin, es decir 260 centenares de Tzolkins equivalentes a 18,512 años u órbitas de la Tierra.
Por esto y por otras develaciones que actualmente están surgiendo y que en el futuro próximo aquí expresaremos, el Tzolkin, considerado por algunos como el factor maya o como la constante galáctica, representa un portal para la sincronización de nuestro estado vibracional individual como parte del todo, con el macro y el micro cosmos.

Además del Tzolkin, lo mayas utilizaban diferentes calendarios, que marcaba una pauta sagrada y ceremonial, el Haab, que es la cuenta del año solar de 360 días, mas 5 días que no se contaban, eran los días sin tiempo que ellos llamaban Wayeb, días para guardarse en contemplación y reposo. También tenían calendarios para la cosecha, donde los ciclos de la tierra y las plantas eran entendidos y respetados, tenían calendarios donde se observaba la densidad de mosquitos e insectos, la temporada de plagas que podía afectar sus cosechas. De esta forma vivir en armonía con su entorno, sin necesidad de atacarlo.

Estudiaban los ciclos y movimiento de Venus, los ciclos del sol, y la relación del centro de la galaxia (Hunabku) y la posición de la tierra con respecto a su ecuador. Veían el tiempo como una procesión “cíclica” pero nuca igual. Donde acontecían sucesos de todo tipo.

Los mayas en la comprensión de los ciclos y la matemática evolutiva, conocieron la época descendente de su cultura, el tiempo donde su imperio y majestuosidad social terminaría en el final de su propio ciclo. A diferencia de la histórica necedad que conocemos de occidente, los mayas en vez de encapricharse y aferrarse al sentimiento posesivo, se prepararon para ese tiempo –el fin de la plenitud cultural y social en un momento histórico, y el principio del fin de una cultura un imperio, una cultura -. Respetando su importancia y su valor como etapa final, e irrepetible. Quizá la etapa que más exige, y donde se puede lograr: el abandono y el desapego de todo lo que nunca fuimos dueños, pero que la costumbre y la engañosa continuidad, nos hace creer así era, y olvidamos que somos seres en un cuerpo prestado que tiene principio y fin. Portadores de un género para manifestarnos en el planeta y poder sentir, pero sin ser dueños de nada. Los mayas nos dejan un ejemplo valioso que hoy podemos aplicar en nuestro presente, seguir hoy en día ese ejemplo significa cuestionar nuestros conceptos y valores, preguntarnos que es nuestro y que es un reflejo de ideas arcaicas sociales, cuales único fin es el gobierno a través del miedo: la libertad esta entendida como el peligro que atenta sin atacar el principio del poder.

El hombre capaz de emplear nuevas aéreas de su mente, es aquel ser capaz de entender que no somos dueños de nada, pero que tenemos todo. Es el representado en la simbología del subconsciente “comodín” del Tarot que camina entre la naturaleza sin posiciones, que puede pensar diferente y trasformar sus ideas (sin poseerlas) el que recuerda que la muerte es parte de la vida, así nace y muere cada día, interactúa con su entorno con libertad y entereza, sin que le interesen las reglas y atavíos sociales, es el que llaman “ Loco”.

sobre la Evacuación mundial que propónen los de Asthar Sheran, replanteamiento.

aqui les dejo un video (lo encuentran en muchos sitios de la red  éste y muchos más, desde hace años) del caso Asthar y sus rollos … – hablan tan convincentemente – claro que la voz que se escucha en el video no es la de él; si se analiza lo poco que se dice en base a otras informaciónes previas y datos que pueda uno tener y correlacionar, la verdad como que convencen,  que la verdad, lo crée uno! al decir esto de mi parte, se supone que lo doy por descartado sean verdaderos en sus intenciónes y que a lo mejor obedece y proviene su existencia como se ha dicho y especulado por otras fuentes, de una programación vigente ahora y prevista desde hace muchos años atrás, llevada a cabo por el Nuevo Orden Mundial (se han dicho nombres de “gente importante” (por lo de sus ubicaciónes estratégicas en la política mundial, NO POR SUS CALIDADES DE SERES HUMANOS) como miembros de la élite gobernante.

La impresión de ellos (los et´s) hace años para mi, era que ¡los aceptaba sin chistar!, es más, estaba convencido que ellos y sus acciónes eran buenas “y de amor”… ¡soñaba el momento en que estuviera a bordo de una nave de ellos y verlos en vivo!… a lo largo de mi vida varias veces creí estar convencido de que se querían comunicar conmigo en sueños y despierto, en avistamientos esporádicos, algunas veces ví en el cielo luces sobrevolando y oía en mi cerebro palabras (pero no siempre), que me hablaban.. ¿quién?, … sábe, tal vez ellos, las cosas que estoy diciéndo ahorita, muy pocas veces me he atrevido a expresarlas públicamente, pero no se me malinterpréte por favor, solamente trato de ser sincero y espontáneo y no parecer protagónico, esos supuestos “llamados” que creí interpretar ayer, ahora sé que fueron mensajes telepáticos… no, no estoy desvariándo y sé lo que digo. Sé que existen otras personas que les sucede o sucedió al igual que yo y por eso quiero decir estas cosas.
Hoy he bloqueado a propósito la conexión con ellos y no deseo saber nada del asunto del contacto, porqué?- ésa es otra historia.

Hoy he retomado el asunto de ellos como una estrategia más de manipulación y control hacia la humanidad en sus acciónes y movimientos (a río revuélto… ganancia de pescadores), pero recordando toda la info que tengo y volviéndome a replantear de nuevo sobre la sinceridad de la evacuación planetaria y de las verdaderas intenciónes de esos et´s… vengan de donde vengan, la verdad es que ahora, ahorita, me siento algo desconcertado y confundido, porqué?… por muchas cosas que no viene al caso explicar de momento y que son personales; no estoy diciendo QUE SEA VERDAD la honestidad de Asthar y del movimiento de ayuda mundial desinteresada de esos extraterrestres hacia nosotros como humanidad, pero mejor lo dejamos de momento en puntos suspensivos, dejo solamente este video.

También es claro que hay una diversidad de ellos en el cosmos y que no todos traen malas intenciónes hacia la humanidad… y que… después de todo, somos familia.

Que cada quien saque sus conclusiónes y certezas interiores.
Gracias.

FUENTE del video:

 http://the-end-in-the-world-v2.blogspot.com/2008/05/ashtar-sheran-parte-1.html

es imperativo recordar y sacar del baúl de los recuerdos olvidados la siguiente información, analizen y saquen conclusiónes… como que cuádran con los acontecimientos por suceder y que se prevée, ¿verdad?… sigan leyendo al final la referencia de enlace porque es extenso el doc.
“La fecha del 2012 ha sido elegida por los protagonistas del NOM (Nuevo Orden Mundial), de los que hemos escrito en tantos posts, para hacerla coincidir con el Apocalipsis mencionado en la Biblia y en las tablas Mayas que relacionan el 2012 con el fin del mundo. Pero la verdadera razón detrás de las catástrofes que están por ocurrir con el objetivo de eliminar las tres cuartas partes de la población del planeta Tierra es una enorme explosión, o una sucesión de explosiones de tamaño e impacto nuclear sobre la superficie de la Tierra.  Es plausible pensar que el proyecto chemtrails-HAARP (y otros de esa naturaleza) puedan ir orientados a aumentar la energía concentrada en la ionosfera que posteriormente será descargada sobre la superficie, cuando la elite decida que ellos están seguros y que ha llegado el momento http://trinityatierra.wordpress.com/proyectos-ultrasecretos/  

Tras un período de explosiones y catástrofes apocalíticas sobre la superficie originadas por la mano de hombre, que como se ha venido denunciando, ya posee la tecnología para crear catástrofes de forma selectiva y localizada, así como para su posterior seguimiento, llegaría el momento de dejar los bunkers y las bases subterráneas y establecer, ya de un modo mucho más asequible el Nuevo Orden Mundial, un solo gobierno sobre la Tierra, con un solo mando militar y una sola religión. La población de la Tierra que quedara viva, elegida previamente y descartados los disidentes, habría sido sometida para entonces a un lavado de cerebro y un proceso de control mental que facilitaría enormemente la tarea de la implantación de un microchip http://trinityatierra.wordpress.com/2007/11/19/conversacion-entre-russo-y-rockefeller/ y http://trinityatierra.wordpress.com/2007/12/19/los-rockefellers-bromean-con-el-reparto-del-poder-la-tierra/

De manera que en mi opinión esta carta y casi todo su contenido pueden considerarse fidedignos, exceptuando la causa y la naturaleza de la catástrofe que se avecina. Las verdades a medias, como las mentiras a medias, suelen ser moneda oficial entre los protagonistas del NOM.  La referencia de la fecha del Armagedón bíblico se ha incluido (y probablemente se ha comunicado a las personas que conocen las bases secretas) para hacer la noticia parecer implausible a los ojos de la comunidad de teóricos de la conspiración, y de esa manera que no tuviera el menor impacto entre nosotros.

Yo, sin embargo, hace tiempo que estoy convencida de que ha llegado el momento de que pensemos en cómo vamos a salvar nuestra vida y la de los nuestros, si no es demasiado tarde ya. Y creo que no lo es.

Ahora, la pregunta que deberíamos hacernos es: ¿Cómo organizar un proyecto de salvamento o un grupo de supervivencia de estas características? ¿A quién acudir en busca de soluciones y conocimiento? ¿Es posible pervertir esos planes?

“Viene Nibiru” Carta urgente de un político Noruego a la Humanidad

 Soy un político noruego.
Me gustaría decir que van a pasar cosas difíciles desde el año 2008 hasta el año 2012.”
………………………………………………..   ……………  ………
sigan leyendo aqui:
COMPLEMENTARIOS:

no temas los cambios en ti y en nuestro planeta

Los cambios de nuestra madre Tierra no son de temer, seamos piezas armónicas, no disonantes.
Lo que pasará pasará quiera o no quiera cualquiera y diga lo que diga; esta realidad existe por que nosotros existimos y si permanecemos en nuestro centro energético en conciencia con nuestra esencia primordial, nadie nos moverá a temor.

LOS MAYAS Y NOSTRADAMUS 2012

Les dejo este video.

…vuelvo a regresar, acabo de terminar de ver los demas videos abajo, (creo ya me conocen algunos que me siguen cómo soy… asi de espontáneo y algo imprevisible jeje) se los les dejo para que completen su visión de Nostradamus y demás temas.
Perdón por modificar la entrada, ¡y nos vimos!.

COMENTARIO FINAL:
La razón según yo, de que la 7a. y última carta del libro perdido de Nostradamus se muestre vacío el libro de la vida y que esté en blanco, es porque se volverá a escribir- no reescribir- TODO de nuevo en la historia y devenir de la nueva raza humana y nuestro planeta, y que al parecer habrán “dos caminos” (dos realidades, dos planetas, uno en la nueva dimensión y otro en la misma pero en otra realidad dimensional), como coinciden en sus profecias los indios Hopi de norteamérica y otras informaciónes de diversas fuentes.
La humanidad renace cual ave fénix en la noche de los tiempos galácticos… hacia la eternidad del no tiempo lineal ni de la dualidad.