2012, la obsesión por el tiempo. Reflexiónes de fin de año 2011.

¡yo sólo dejé dicho que regresaria Bolom Yoktek´..!
así que háy les vá!

……………………………………………………….

Viernes, 30 de Diciembre de 2011 13:34

Profecías mayas

Por Jorge Luis Sáenz
saenz10@hotmail.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

“El mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012 y con ello el final del miedo, en este día la humanidad tendrá que escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo y tomando conciencia de que todo está vivo y que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz”.

Reza la Primera Profecía Maya, tomada de la página http://www.profecias-mayas.com, que no se preocupa por citar la fuente. Es sorprendente la supuesta precisión con que los mayas pronosticaron el colapso de los habitantes del convulso mundo globalizado. Sólo con poner en el buscador de Internet “Profecía mayas 2012”, saltan más de 1 millón de resultados, con más de 1800 libros en circulación sobre el particular, sin contar las innúmeras menciones en televisión, algunas películas, uno se siente intimidado… Sólo faltan 385 días para el fatídico 21 (23) de diciembre de 2012… y contando.

¿Verdad o fantasía? ¿Estamos ante el fin de la civilización? ¿Llegará el tan anunciado Apocalipsis? Con estas preguntas en mente me dirigí al coloquio “Año 2012”, organizado por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en busca de respuestas.

La selección de los participantes no podía ser mejor, todos especialistas en arqueoastronomía del México prehispánico: el doctor en astrofísica Jesús Galindo Trejo, el arqueólogo Stanislaw Iwaniszewski; Arnold Lebeuf, catedrático de la Universidad de Cracovia, y el estudioso del calendario maya Isidro Jaimes.

También se entrevistó al maestro Alfonso Arellano Hernández, quien tradujo la estela 6 del sitio arqueológico El Tortuguero (Tabasco), único monumento maya donde aparece la supuesta fecha del fin de los tiempos: 21-23 de diciembre, de 2012.

“No se preocupen, los mayas no predijeron el fin del mundo en el año 2012. Lo que va a suceder en diciembre de 2012 es solamente el fin de un periodo, el mundo no se acaba, el mundo sigue, termina un ciclo y comienza otro”, asegura el organizador del coloquio Stanislaw Iwaniszewski, especialista en arqueoastronomía.

Para este estudioso, los presagios de catástrofes y diluvios, asociadas a la escritura y construcciones de los antiguos mayas comenzó con la llegada de los evangelizadores españoles al Nuevo Mundo, en los siglos XVI y XVII, que interpretaron las tradiciones mayas en términos bíblicos.

Ya en el siglo XIX, los primeros exploradores europeos y estadounidenses  de las ciudades mayas tenían la idea romántica de que el arqueólogo era una especie de héroe que devolvía a la humanidad una civilización perdida.

Para Iwaniszewski gran parte del embrollo con el supuesto fin del mundo es que los mayas inventaron, arbitrariamente, la llamada “fecha Era” o inicio de la cuenta larga, la cual fijaron en la fecha 13.0.0.0.0 4 Ajaw 8 Kumk´u, que equivale al 11 de agosto del año 3114 a.C.

 Ahora, al cerrarse el ciclo de 13 baktunes, es decir, 5,125 años (trópicos+173.73 días), o bien, un millón 872 mil días, arribamos a la fecha 13.0.0.0.0. 4 Ajaw 3 Kank´in, que corresponde al 21 de diciembre del año 2012.

Añade que los astrónomos occidentales, en el siglo XVII, actuaron de la misma manera que los astrónomos mayas al asignar para el inicio del mundo, según la Biblia, una fecha arbitrariamente escogida: 27 de septiembre del 4,713 a.C., día de inicio del calendario Juliano.

Las escrituras mayas –recalca el investigador– no hablan de ninguna catástrofe, de Apocalipsis o del fin del mundo, esa es una lectura europea. Simplemente se tomó este periodo de 5125 años (13 baktunes), como inicio y fin de una era, aunque los mayas tampoco dicen eso.

–Entonces ¿cómo se llegó a la paranoia del 2012?
– Actualmente hay como mil 800 libros circulando sobre el tema, muchos son traducciones en todos los idiomas, también hay películas y documentales; no obstante sólo dos o tres valen la pena, lo demás es especulación, mercadotecnia. Ruido mediático, no hay ninguna coincidencia.

Los mayas heredaron de los olmecas, de los zapotecas o de los mixe-zoques los sistemas para contar el tiempo. Al observar los astros, desarrollaron la idea de ciclos menores, dentro de ciclos mayores de tiempo. Por ejemplo, en la época clásica, en Chichén Itzá, desarrollaron la idea de que una vez que concluía un periodo de 13 baktunes (5125 años) tenían que mudarse a otra ciudad.

El profesor de postgrado en el ENAH añade que los mayas concibieron ciclos mayores a 13 baktunes, los cuales van antes de la “fecha era” y también después de nuestro 2012. “Podría citar la estela 1 de Cobá, que abarca 20 periodos de 13 baktunes, que es una cifra astronómica, algo mayor a la edad del Universo. Estos cómputos numéricos servían a los gobernantes como un instrumento político-religioso y también filosófico. Los reyes y sacerdotes, con estos cálculos, querían demostrar que ellos eran los dueños de estos ciclos, que dominaban temporalmente el desarrollo de la humanidad”.

La estela 6 de El Tortuguero

Enclavado en la selva baja de Tabasco, se halla el sitio arqueológico de El Tortuguero. Allí fue descubierta la llamada estela 6 (de un grupo no mayor de 12), el único lugar donde se encuentra escrita la fecha 13.0.0.0.0. 4 Ajaw 3 Kank´in, que corresponde al 21 de diciembre del año 2012. La estela, a la que le faltan algunos fragmentos, se encuentra en el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer, en Villahermosa.

El historiador Alfonso Arellano Hernández, del Centro de Estudios Mayas de la UNAM y profesor de la ENAH, fue la primera persona que leyó, tradujo e interpretó no sólo el contenido de la estela 6, sino de toda la epigrafía del sitio arqueológico, en 1987.

En la primera Mesa de Palenque, a principio de los años 90, Arellano Hernández dio a conocer el contenido de la estela 6. No obstante, publicó sus hallazgos hasta 2006 (Tortuguero: una historia rescatada, Centro de Estudios Mayas, Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM).

–¿La estela 6 habla del fin del mundo?
–Jajaja, ¡nooo! Lo más importante que narra es la biografía de un gobernante, Ahpo Bahlum, ahau o señor de El Tortuguero, quien era primo de Pakal II, señor de Palenque. Por esa razón, este sitio fue un centro ceremonial, administrativo y punto estratégico para el sometimiento de las ciudades circunvecinas gracias al apoyo de Palenque.
El texto –explica– celebra los 25 años en el trono cumplidos por Ahpo Bahlum (accedió al gobierno en 644 d.C.), al igual que la proyección a un futuro lejano para el propio gobernante: 1344 años contados desde 669 d.C., lo cual llega al día 23 de diciembre de 2012, fecha vinculada con el solsticio de invierno. Como en toda fecha maya, se hacían augurios y pronósticos: en este caso, el dios Bolón Yokté’ –quien creó el tiempo y el espacio de acuerdo con el Chilam Balam de Chumayel, al caminar– descenderá “en” el cielo (no “del” cielo), tal vez como gobernante (a juzgar por ejemplos similares).

–Cómo pasamos de la vida de un soberano al “fin del mundo”?
–Todas las culturas humanas tienen en su tradición narraciones catastróficas, esto es por el temor a la muerte. Lo que pasó con la estela 6 es que su lectura se ha escindido, tomando sólo una parte e ignorando el resto de lo escrito en ella, ignorando también el contexto del sitio arqueológico y su historia.

Los mayas del siglo VII “conciben una muy larga serie de renovaciones periódicas y necesarias para que el universo continúe existiendo. Desde luego, ningún texto maya alude a tan temido #fin del mundo#, como alega multitud de personajes, casi todos charlatanes, que explota la ignorancia y la ingenuidad. Ni los diecisiete libros llamados del Chilam Balam, ni el Popol Vuh, ni los títulos ni probanzas de méritos y servicios escritos a partir del siglo XVI dan cuenta de semejante disparate”.
–La polémica, cierta o no, arrastra ya a la comunidad científica.
–Se han levantado incontables discusiones bizantinas de las que no escapan ni los investigadores especializados. No obstante, encuentro un mal planteamiento: El  final de la cuenta larga no es el fin del mundo, es el inicio de un nuevo momento.  El mundo no se acaba, es el tiempo el que se gastó y se tiene que renovar. Tiene que empezar de nuevo la cuenta larga.

“Ya pasamos el final del milenio, aunque hicimos mal la cuenta. Ahora estamos discutiendo 2012, pero falta el 2027 y ninguno de los colegas lo ha mencionado… Es buscarle tres pies al gato, que no está mal, pero de repente se nos va de las manos, le hemos dado una importancia desmesurada en términos científicos, cuando los gobernantes mayas estaban más preocupadas por decir voy a cumplir años en el trono y quiero que los dioses me den su beneplácito”, concluye el epigrafista maya.

No se ponen de acuerdo


Independientemente de la complejidad y erudición de los cálculos matemáticos y astronómicos realizados por los especialistas, lo que salta a la vista es que la fecha del 21-23 de diciembre de 2012, todavía está a discusión. En parte debido a la complejidad de los calendarios utilizados por los antiguos mayas, por los menos dos: uno de 260 días y otro de 360 días (más 5 días “aciagos”), en parte porque las correlaciones (equivalencias) con los calendarios occidentales (Juliano, Gregoriano, GTM), aún son debatibles.

Arnold Lebeuf, quien ha realizado investigaciones en el observatorio de Xochicalco, abordó las semejanzas y diferencias entre la “cuenta larga” (de 5200 años) de los antiguos mayas con el calendario de los aztecas y la leyenda del Quinto Sol. El especialista de la Universidad de Cracovia destacó que el cómputo realizado por los aztecas para la finalización del Quinto Sol, que comenzó en el año 1040 d.C., terminará, por un terremoto, en 2080, por lo que no hay que preocuparse.

Dijo que los aztecas hicieron un manejo político del calendario, y de la predicción de los eclipses: “Los aztecas crearon el Quinto Sol para sí mismos como la esencia de los tiempos. Fabricaron artificialmente un reino de 1040 años, que no podría ser eclipsado”.

Por su parte, el doctor Jesús Galindo presentó sus investigaciones de la pintura mural de Mayapán, donde está tratando de probar que los frescos donde aparece un gran disco solar amarillo con rayos rojos, custodiado a ambos lados por un personaje que sostiene en las manos una especie de lanza, registran el paso de Venus sobre el astro, un fenómeno que podría ser visible cada 107 años, durante un periodo corto de 8 años.

También Galindo ha realizado un complejo cómputo de la “cuenta larga” de los antiguos mayas, relacionándola con la observación del tránsito de Venus frente al disco solar. Esta propuesta supone que los 13 baktunes se completarán al ocurrir el próximo tránsito de Venus frente al sol, en abril y septiembre de 2013, de modo que se tendría una nueva correlación calendárica.

Por esta razón, el especialista planea “observar a simple vista el fenómeno de Venus en abril de 2013 en Mayapán. Es la última oportunidad, después tendríamos que esperar 107 años”, dijo.

Para Galindo las especulaciones sobre el fin del mundo “son una locura”, en razón de que nuestro planeta, desde el punto de vista astronómico, es insignificante en relación con el Universo. Los científicos debemos divulgar que la civilización maya vivió obsesionada por el tiempo, lo cual quedó pasmado en la escritura y escultura (estelas), en la cerámica, la pintura mural y las edificaciones (pirámides y observatorios).

Antecedentes catastróficos

Los primeros cálculos calendáricos y astronómicos de los mayas salieron a la luz con el descubrimiento del Códice de Dresde, por Ernest Förstermann, bibliotecario de la Real Biblioteca Sajona, quien casi desentrañó el calendario completo de los mayas, además encontró que su sistema de números era vigesimal y que tuvieron una “cuenta larga”, para la cual se computaban los días transcurridos desde el punto “cero” del calendario en el milenio cuatro antes del comienzo de nuestra Era.

Basado en fotos, tomadas por Teobert Maler y Alfred Maudlay por los años 1900, Joseph Goodman logró correlacionar la “fecha cero” del calendario maya con la fecha cero del nuestro, así se pudieron convertir las fechas mayas al día exacto de nuestro calendario, aclara el libro Mundo Maya(Cholsamaj-Fodigua, Guatemala, 2001).

Ya en el siglo XX exploradores, como Sylvanus Morley y su alumno John Eric Sydney Thompson, hicieron grandes aportes a la comprensión del calendario maya, éste último escribió el libro nodal Maya Hieroglyphic Writing (1950), que se ocupa del calendario más que de la escritura.

El libro The ancient Maya, en 1946, habla ya de cataclismo y diluvio. La astrónoma Maud Makemson, en 1951, tradujo el Chilam Balam de Tizimin, donde aparecen las profecías relacionadas con las cuentas katúnicas (periodos de 7,200 días), cuando suceden ciertos cataclismos. Ella relacionó la fecha 13.0.0.0.0 4 ajaw 3 kank´in (21 de diciembre de 2012) con las profecías del fin del mundo.

En 1966, vendría Michael Coe, quien calcula la fecha del fin del mundo, pero la calcula mal: 24 de diciembre de 2011. Porque no contó el año “cero”, antes de Cristo y después de Cristo, falta un año. Además relaciona las leyendas mexicas del Quinto Sol, que pronostica su fin con un terremoto.

La interpretación más importante la han dado investigadores influidos por las ideas New Age, y del chamanismo del Mircea Eliade. En este terreno destaca Linda Schele, de la llamada Escuela de Texas, como libros como Una selva de Reyes y El Cosmos maya, ambos traducidos y publicados por el FCE.

Schele y sus seguidores desarrollan la teoría que de la realeza divina maya basaba su poder en sus capacidades chamánicas. Proponen que el rey-chamán hacía ceremonias públicas convirtiendo su cuerpo en un árbol del mundo o axis mundo (eje del mundo).

Finalmente, en los años 80, José Argüelles, identifica el año 2012 con la renovación espiritual y señala que los hombres recibieron conocimiento del sistema de los extraterrestres y propone que la tierra recibirá un rayo de energía, que saldrá del centro de la Vía Láctea. Después de esto surgió una avalancha de textos sobre el 2012.

La posición científica

Ante la gran cantidad de supuestos “expertos” e “investigadores” que predicen el alineamiento del sol y varios planetas de nuestro sistema solar, también la llegada de un rayo cósmico proveniente del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, así como un cambio en la consciencia universal, la comunidad científica ha reaccionado explicando qué sí y qué no dijeron los mayas del periodo clásico. La prestigiosa revista Arqueología Mexicana dedicó su número 103 al particular, de donde extraemos algunas opiniones.

Distinguido en astronomía, antropología y estudios nativos de la Universidad de Colgate, el profesor Anthony Aveni apunta que, desde el punto de vista astronómico, hay poca evidencia de que los antiguos mayas consideraran importante la Vía Láctea. Cuando se refieren a ella la perciben como un sendero. Considerarla como un árbol, a pesar de cuanto se diga, aparece solamente en la etnografía contemporánea.

En segundo lugar, el autor del libro The End of Time: The Maya Mystery of 2012, agrega que la Vía Láctea es una banda ancha, luminosa y lejana que envuelve a la Tierra; poco se parece a su representación en los mapas computarizados que con demasiada frecuencia usan los profetas contemporáneos para especular sobre lo que contemplaban en el cielo los antiguos sabios mayas.

¿Predijeron los profetas mayas el fin del mundo en 2012? El especialista Nikolai Grube, Profesor catedrático de la Universidad de Bonn, ataja “no hay ninguna profecía sobre el fin del mundo en el año 2012 en los códices mayas. En ningún lugar de los tres códices mayas los epigrafistas han encontrado señales de profecías apocalípticas relacionadas con una fecha concreta. Cualquiera que revise los códices mayas en la búsqueda de evidencia para las profecías apocalípticas, como sugieren los seguidores del ámbito esotérico, se desilusionará”.

Acota que en la página 74 del Códice de Dresde hay una posible referencia a la destrucción del mundo por inundación, por esa razón “nuestra afirmación inicial de que la fecha 2012 en los códices no desempeña ningún papel no debe llevarnos a asumir que el asunto de las profecías sea irrelevante en los códices mayas en general. Casi todas las secciones de los tres códices mayas se dedican a la previsión del futuro. Los códices mayas tienen mucho en común con los oráculos del Antiguo Oriente o de los griegos, en los que la profecía no se distinguía de la adivinación”.

Última actualización el Viernes, 30 de Diciembre de 2011 14:51
Anuncios

HISTORIAS SOBRE EL FIN DEL MUNDO Y OTRAS PATRAÑAS. TRINO

POR DANIEL EMILIO PACHECO.

Después de escuchar una y otra vez a las diferentes corrientes de pensamiento que hablan sobre el fin del mundo, lo que en un momento llego a ser preocupante o peligroso, ha terminado siendo motivo de diversión.
Quien supo aprovechar el tema fue Trino. El monero  tapatío se dio a la tarea de expresar muchas de las actitudes  y situaciones que ha generado el tan llevado y traído fin del mundo.

Tiras sencillas de entender a la primera leída, pero en algunos casos, con más de una interpretación. Eso si, siempre teniendo el fin del mundo como tema principal.

Trino uso las diferentes corrientes de pensamiento religioso, las coberturas en medios de comunicación sobre el tema, los alardes de los falsos profetas, los supuestos de qué pasaría sí se vivieran los últimos momentos de este planeta, sin olvidar la opción de la ultima guerra nuclear. . . y más, con el único fin de hacernos reír de nosotros mismos.

De la edición. Portada de acuerdo al tema. Buena impresión y encuadernado resistente. Tusquets Editores entrega un libro divertido y entretenido.

Luego de tantos errores en las fechas anunciadas por algunos falsos profetas, así como las manipulaciones matemáticas e históricas que se busca cuadren con un determinado fin anunciado,  lo único que queda es reír y disfrutar al ver que todo fue un error y seguimos vivos !!!. . . pero. . .aun falta el 2012. . . Se felizzzz !!!
 
 
 

Jesucristo llegará en mayo y los aliens en diciembre

Imagen

Durante el día de ayer y la jornada de hoy jueves la Tierra está sufriendo los efectos de una tormenta geomagnética y con la ocasión no ha faltado quien alerte de la inminencia del fin del mundo. El fenómeno no es nada que no se esperase o que no haya ocurrido cientos de veces en la historia de nuestra civilización, pero en 2012, el año señalado para que la vida humana toque a su fin, la carencia de antecedentes parece ser lo de menos.

La tormenta geomagnética más potente de la que se tiene constancia ocurrió en 1859, no obstante, y produjo auroras boreales y australes visibles desde el ecuador, pero nada más. Estas perturbaciones se originan con la eyección de masa solar, que interactúa con el campo magnético terrestre al azotar nuestro planeta, y tienen lugar con mayor o menor frecuencia e intensidad según el sol experimenta sus ciclos de actividad. El último pico se registró en el año 2000 y el siguiente se prevé a lo largo de 2012.

El año del fin del mundo

Jesús regresará en mayo precedido de terribles catástrofes

Eso, lógicamente, si conseguimos llegar a fin de año. Las maneras en que el mundo va a acabar en 2012 son muchas más de las que cabría esperar. Según Ronald Weinland, por ejemplo, Jesús regresará el 27 de mayo de este año precedido de terribles catástrofes. Y los polos, según otros, podrían fundirse en verano anegando de agua salada los principales bastiones de nuestra civilización. La mayoría de las predicciones, no obstante, apuntan a finales de año, entre el 20 y el 23 de diciembre y en particular, a la noche del 21. Una fecha que pasará a la posteridad, en caso de que la hubiera, como la del mayor fiasco de la historia reciente.

Jugando con los tiempos verbales podemos decir que el mundo, en realidad, ya ha ido a acabarse en otras ocasiones. La excusa en este caso es que con el solsticio de invierno de 2012 –el 21 de diciembre a las 12:12 de la mañana, hora española– acaba un ciclo de 5125 años en el calendario maya de cuenta larga, a la postre el último que los mayas se molestaron en calcular porque después, rezaba su credo, el mundo experimentaría una renovación o transformación que daría al traste con la vida tal y como la conocemos. En ocasiones anteriores el mundo se iba a acabar por culpa de eventos que después resultaron de lo más prosaico, como el efecto 2000 o el cambio de milenio a finales de 2001.

Un surtido catálogo de posibilidades

Escatologías, que es como se denomina a la literatura que predice el final del mundo, hay tantas como queramos. La civilización mesoamericana señaló el qué y el cuándo, pero no el cómo, y los convencidos de que la humanidad se va al traste porque lo dijeron los mayas –acompañada o no de su planeta, cuando no de todo el universo– tienen vía libre para apostar cada cual por su propio caballo. Desde el cataclismo a escala cósmica al regreso de un mesías pasado por la invasión alienígena o el holocausto nuclear, no hay posibilidad por remota o extravagante que sea que no tenga ya su preceptivo gurú.

Después vienen los apocalipsis más convencionales, como la invasión extraterrestre o la robótica

Una de las más llamativas es sin duda la de Nibiru, un supuesto cuerpo celeste de origen babilonio recuperado y teorizado para la paranoia colectiva por el escritor azerbaiyano Zecharia Sitchin. Según él, Nibiru, una estrella tipo enana marrón, estaría atrapada por la gravedad del sol en una órbita sumamente excéntrica que lo atraería al Sistema Solar interior cada 36000 años. Como pruebas aporta el calendario maya, por supuesto, la desaparición de la Atlántida –se sobreentiende que para ello tuvo antes que aparecer– y la existencia del Cinturón de Asteroides, restos según él de un planeta vecino ya destruido por Nibiru. Otros autores ponen a Nibiru en continuidad con el Planeta X y hasta con Hercóbulus, un planeta gigante ideado por el abogado y médium brasileño Hercilio Maes que iba a destruir la civilización en 1999 aunque al final, como el lector habrá notado, todo parece indicar que tal no llegó a ocurrir.

Otras teorías sobre el cataclismo cósmico tienen más sustento o son, de hecho, teorías científicas no contrastadas, pero perfectamente legítimas. Una de ellas es la hipótesis de Némesis, enunciada por los astrónomos Richard A. Muller, Piet Hut y Mark Davis, que sostiene que nuestro sol forma parte de un sistema estelar binario cuya otra estrella, de nombre Némesis, interferiría con la Nube de Oort, que rodea nuestro sistema solar, y lanzaría sus asteroides hacia nuestro vecindario planetario una vez cada 26 millones de años. Otra es la hipótesis de Shiva, dios hindú de la destrucción, formulada por Michael Rampino. Refiere la posibilidad de que nuestro sistema solar efectúe pasadas por el plano medio de la galaxia en ciclos de entre 26 y 30 millones de años, atravesando espacios más densamente poblados de cuerpos celestes que someterían a nuestro planeta a un pequeño bombardeo. Ambas teorías disfrutan de escaso consenso científico y han sido propuestas para explicar la aparente periodicidad de las grandes extinciones biológicas en la Tierra. Ocurre que, por supuesto, hay quien ha escrito libros asegurando que estos eventos celestes no son hipotéticos, sino reales, y que acaecerán en 2012.

Y después vienen los apocalipsis más convencionales, como la invasión extraterrestre o la revolución robótica, donde podemos encontrar supuestos verdaderamente peculiares. Uno de ellos es la llamada plaga gris –una invasión de nanorrobots autorreplicantes que consumirían la biosfera como si se tratase de una infección–, desarrollada a partir de las teorías sobre nanotecnología expuestas por Eric Drexler en su publicación de 1986 Engines of Creation. Según otros, la organización Wikileaks incluyó en algunas de sus revelaciones la advertencia que un científico del instituto SETI –Search for Extra Terrestrial Inteligente, adscrito a la NASA– emitiese en 2011 acerca de tres gigantescos platillos volantes que se aproximan a nuestro planeta. En marzo de este año serán visibles desde la Tierra con la ayuda de un telescopio doméstico y su fecha de llegada a la Tierra se calcula sorprendentemente en diciembre de 2012.

Muchos de estos relatos se remontan a civilizaciones pasadas como fuente argumental

El último gran escenario de nuestro fin no requiere máquinas, naves o asteroides; será la propia naturaleza la que decida deshacerse de nosotros. Las teorías son de nuevo variopintas, pero una que resuena especialmente es la del supervolcán de Yellowstone. Según su ciclo debería haber entrado ya en erupción, pero parece poco probable que lo vaya a hacer precisamente este año. La mayor en la Tierra en los últimos 5.000 años ocurrió en Nueva Zelanda en el año 181 de nuestra era, con que la estadística parece jugar de nuestro lado. Similar ocurre con el deshielo, el cambio climático o el efecto invernadero: riesgos todos reales cuya concatenación repentina, simultánea y en 2012 parece, en principio, la última de las posibilidades.

Reflejo de nuestros miedos

“La leyenda apocalíptica nace de nuestro miedo al futuro”, declara a El Confidencial Rafael Menéndez-Barzallana, autor escéptico y profesor de la Universidad de Murcia. “Hay una tendencia en ciertas personas a valorar la sabiduría de los antiguos y desdeñar el conocimiento del presente”, lo que explica que muchos de estos relatos desoigan la evidencia científica y se remonten a civilizaciones pasadas y hechos históricos remotos como fuente de argumento. También apunta que en el pasado, los apocalipsis eran de origen estrictamente divino y se debían casi indefectiblemente al pecado del hombre, mientras que hoy muchos parecen tener un origen casi natural o ecológico. Cada persona tiene sus propias motivaciones para enunciar o seguir el discurso apocalíptico, pero “a nivel social pesan especialmente nuestros sentimientos de culpa colectivos”, según Barzallana.

El profesor recomienda enfrentarse a estos discursos apocalípticos “con escepticismo y pensamiento crítico”. No se trata de dudar de todo “como se hacía antiguamente”, nos dice, “pero sí de aquello que contradiga a la ciencia convencional o que ofenda al sentido común con un simple vistazo”. Y ante la preocupación, documentarse. “No en internet o sí, pero con cautela”, aclara, “porque la información no tiene por qué ser objetiva”. Y sobre todo, adoptar una aptitud sana ante la duda para no tener que acudir a relatos inventados por terceros. “No hay que tener miedo a nuestra propia equivocación”, advierte. “La duda es un derecho fundamental de cualquier persona”.

FUENTE

TOMADO DE AQUI

Científicas Rusas ALERTAN mensajes civilizaciones ET´s y próximo CATACLISMO GLOBAL.


la verdad es que se oculta la verdad… válga el trabalenguas y enredo– pero ¿quién está totalmente cierto de “cual es la verdad”?, por supuesto dependiendo del contexto relativo y el entorno de equis situación, problema o cosa por conocerse discutirse acordarse o desmentirse, etc etc. y asi es: nos hacen creer cosas que no son y deshechar las que al parecer son “verdades”, al rato… desmienten lo dicho o le aumentan, le quitan o de plano niegan todo lo afirmado antes o dicen cualquier contradicción etc. etc. por eso será que mucha gente ya no cree en nada o cree al mismo tiempo en cualquier estupidéz que les diga “algún iluminado o hermano mayor de las estrellas canalizado”?.. si supiéramos que ésas son las reacciónes y comportamientos que “ellos – la élite mundial” y Gobierno Oculto, esperan y desean fomentar condicionar y programar en nosotros, en la población del planeta, es así que quieren hacernos creer en algunas o muchas cosas por suceder pronto y que reaccionémos de cierta manera ante los acontecimientos presentes y por darse, que desacreditemos los hechos reales y verdaderos, que creamos en mentiras que son verdades veladas o encerradas, encriptadas en complicadas simbologias y esoterismos, y que al final: NO CREAMOS EN NADA Y DUDEMOS DE CASI TODO para manejarnos asi mejor con esa incertidumbre y miedo ante lo desconocido generado por ellos de algunos supuestos acontecimientos próximos inmediatos… por supuesto que tambien existe el borrego por naturaleza que sin cuestionarse nada acepta sin chistar lo que le digan, porque él “es un hombre de buen corazón”, realista, trabajador (esclavo perfecto) y bien intencionado y para el no existe el mal ni el engaño en muchas informaciónes que le llegan de donde sea, bueno, asi se interpretan a algunos o yo los veo asi por sus comportamientos y actitudes al parecer, pero esto será siempre relativo.

Bueno, la verdad es que en éste vaivén se ha fomentado la desconfianza, el temor, la incredulidad, la burla, el descrédito de personas, de investigadores bien documentados e intencionados que que han descubierto y hallado algunas o varias hebras de inicios de madejas tan enredadas al parecer… pero sucede que desafortunadamente casi nadie les cree.

Algunas investigaciónes y sus resultados siempre nos ocultarán “algo más gordo” al final de la historia…  y me pregunto, ¿porqué ocultarnos determinado hecho o circunstancia, qué podria ser éso que nos ocultan en el caso de los cataclismos PRÓXIMOS anunciados de nuestro planeta?… LA VERDAD, SIENTO, PRESIENTO, y deberé de ser honesto ahorita… que los cambios planetarios anunciados por diferentes profecias, e historias míticas de tantas culturas en nuestro planeta, que seria lo mismo decir ahora en 2012, “de cortes apocalipticos”, EFECTIVAMENTE, SUCEDERÁN Y SE DARÁN EN NUESTRO PLANETA, (¿cuándo?, quién sabe) pero aunque parezca que estamos cultivando o promoviendo el miedo, no es asi; y aunque sí, no se acabrá nuestro planeta en el sentido material circulando y rotando en nuestra órbita inter-estelar… bueno, tambien se nos ha advertido que podríamos llegar al auto exterminio atómico como especie junto a nuestro planeta.

Lo más probable dicen “los sabihóndos”, que el mundo, nuestro mundo “se acabará” como tal, en su acepción mundána y entiendo “de mundanal ruido humano”, de nuestra actual cultura humana, pero éso SIEMPRE HA SIDO ASI, culturas ván y culturas vienen, ¡pero ésta vez al parecer será muy diferente!), asi que entonces será necesario volver a repasar la lección de nueva cuenta.

Recuerdo que desde los años 70´s (el fenómeno viene desde más atrás) escuchaba y leía toda esta información por via de canalizaciónes espiritualistas– que no espiritistas- donde decian y hablaban de todas estas cosas, daban incluso ubicaciónes de lugares geográficos aqui en méxico en donde seria seguro resguardarse fisicamente de los cambios planetarios tremendos que sucederán, hablában así mismo de la evacuación planetaria por ellos, los et´s (no recuerdo de que procedencia), ahora, si todo eso era o es una programación impuesta “por ellos”- ellos: Nuevo Orden Mundial y Et´s negativos, hacia nosotros como raza humana, la verdad que no sabria que responder con seguridad porque hay distintas versiones … o si son (seguro que si son los mismos de hoy ésos que recuerdo de ayer) los mismos seres que actúan desde esas esferas dimensionales y son canalizados hoy en muchos puntos del planeta  por distintos canales, y que son supuestamente “seres de luz”, o si son de los camaleónicos que se disfrázan de buenitos pero que en el fondo son más malos que la carne de puerco con gráno… y si están “en sociedad” con los llamados del “Nuevo Orden Mundial” (claro que también se dá), porque también hemos visto que hay distintas y encontradas alianzas y facciónes de ellos en contra y en favor de ellos mismos…  decian también ser seres de otros planetas y que venian a ayudarnos a sobrevivir y ayudar en el trance para proteger nuestra raza humana (lo mismo que afirman hoy en esos circulos)… ¿será?, muchos “de ellos”, et´s – ¡PORQUE EXISTEN!, desean desalojémos nuestro planeta para ser ocupados por ellos y por eso están como perros en espera de que desaparezcamos de aqui.. o por último de que nada de nada de ese asunto existe y que todo es un invento de la NASA y USA y tras de ellos, los malos de la peli en bola; Iluminatis, Et´s negativos, Sociedades secretas, Grupos Bilderberg y Rostchild´s etc etc..

Y los mayas ¿que onda?… si, también están por hay en el escenario preparándose los dioses serpientes para aparecerse ya públicamente, que no son mas que ellos (et´s) de igual manera… y el anticristo y el Cristo Jesús, de vuélta al fin?.. si, también están por hay a la vuelta de la esquina de la galaxia o de nuestro sol, pero me digo: si son “espiritus puros”, ¿porqué necesitarían mugrósas naves materiales en tercera dimensión si pueden darnos chicharrón desde sus frecuencias sin humildemente descender y mancharse las mangas en nuestro fango material? – en el caso de “los malos”, ¿si son todo poderósos?, ¿las utilizan solo para manifestarse en nuestra frecuencia “inmunda”? … bueno, aqui lo dejo mejor, ya hablé demasiado.

Tome usted lo que necesite saber para llegarse a otros puntos de sus investigaciónes y certezas interiores. SUERTE.

¡Estad alerta!… no apagues nunca tu llama.

NOTA: Agradezco la colaboración y sugerencia de ver este video a mi amiga Claudia.
Gracias Claudia.

GEORGE KAVASSILAS: NO HABRA NUEVO ORDEN MUNDIAL

El fin del mundo, colapso económico, microchip en humanos, la aniquilación de la población humana, invasiones alienígenas y así infinidad de angustiosos mensajes de caos envueltos en el miedo nos llegan a la humanidad perfectamente tramados y dirigidos desde la élite del poder. En este vídeo, George Kavassilas nos da su planteamiento de por qué el hipotético apocalipsis de destrucción con el que nos amenazan continuamente NUNCA se producirá porque nos necesitan como ganado, como alimento. El pastor necesita a su ganado.

De esta breve charla hay algo desde nuestro punto de vista muy interesante que George comenta, existen diferentes facciones dentro del poder, con diferentes intereses y conflictos entre ellos, obviamente los perjudicados de esos conflictos somos nosotros, pero es muy importante saber que entre los viles de la élite existe división y enfrentamiento y que están perdiendo el control sobre nosotros.

SOMOS MÁS FUERTE QUE ELLOS Y TIENEN MIEDO QUE LOS DESCUBRAMOS

Fuente: maestro viejo

FUENTE