VIDA COTIDIANA EN TEOTIHUACAN, EN PAR DE EXPOSICIONES, ahora en noviembre hasta junio de 2012.

Me van a perdonar los sitios donde tomo de repente alguna información que me interesa publicar aqui, pero en vista de que algunos no citan las fuentes originales de donde retomaron la información (¡CLÁRO! es muy su pedo de cada quien y me vále), de igual manera no pondré aqui la de sus sitios cuando retome algo de ellos (siempre trato de llegar a las fuentes originales de los articulos, etc.), la verdad… no me gustan los que hacen caravanas con sombrero ajeno y no reconocen el esfuerzo de otros o algunas instituciónes que nos brindan cobertura formal de datos, les sugiero a esas personas que  citen sus fuentes de info, no importa que le echemos un poco de crema a nuestros tacos al agregarle algo de diseño y formato personal a la nota, pero debemos de citar siempre nuestras fuentes..
——————————-
Martes, 29 de Noviembre de 2011 14:44

 
Exposición de Teotihuacan

Exposición de Teotihuacan

Exhiben más de 50 piezas prehispánicas que revelan el devenir de Atetelco, así como modelos de reconstrucción virtual.

Fotos

Colaboración INAH-UNAM

VIDA COTIDIANA EN TEOTIHUACAN, EN PAR DE EXPOSICIONES
*** Exhiben más de 50 piezas prehispánicas que revelan el devenir de Atetelco, un barrio tradicional de Teotihuacan, así como modelos de reconstrucción virtual de la Ciudad de los Dioses

*** Atetelco: imágenes de poder y El legado de Teotihuacan en el siglo XXI permanecerán hasta junio del año próximo el Museo de los Murales Teotihuacanos “Beatriz de la Fuente”
Más de medio centenar de piezas prehispánicas que revelan la vida cotidiana de lo que fue Atetelco, un barrio tradicional de Teotihuacan, así como los primeros diseños del proyecto de reconstrucción virtual de la Ciudad de los Dioses, son presentados en un par de exposiciones montadas en el Museo de los Murales Teotihuacanos “Beatriz de la Fuente”, en Estado de México, mismas que permanecerán hasta junio del año próximo.

Atetelco: imágenes de poder y El legado de Teotihuacan en el siglo XXI son los títulos de estas muestras temporales. La primera de ellas, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), se integra por 70 piezas arqueológicas que datan de 200 a 1100 d.C., así como 25 fotomurales con imágenes de la riqueza pictórica del conjunto habitacional de Atetelco, ubicado a 1,200 metros al poniente de la Calzada de los Muertos.

Dicho lugar es uno de los 2,200 conjuntos habitacionales que conformaron la Ciudad de los Dioses, mismo que fue ocupado por tres culturas que dejaron un importante legado histórico: la teotihuacana (200 a 650 d.C.), la cultura Mazapa (850 a 1100 d.C.) y la mexica (1100 a 1521 d.C.); incluso hay evidencia de la época de Contacto, en que el sitio fue usado por pequeñas poblaciones indígenas hasta los albores del periodo colonial.

El barrio de Atetelco se integra por cuatro secciones con aposentos habitacionales, ocho templos, más de 50 pinturas murales, y tres patios entre los que destacan los denominados Rojo (al centro) y Blanco (al noroeste), de filiación teotihuacana, llamados así debido a las pigmentaciones que presentan en paredes y pisos.

Verónica Ortega, arqueóloga de la Zona Arqueológica de Teotihuacan, mencionó que con base en la interpretación de los murales, se considera que dichos patios tuvieron un carácter ritual y militar, pues ambos presentan iconografía con representaciones de guerreros de perfil portando lanzas y escudos; sacerdotes con cuchillos curvos atravesando corazones sangrantes; coyotes, cánidos y jaguares alineados uno tras de otro, que portan grandes penachos con plumas, y que a su vez devoran también corazones sangrantes; serpientes emplumadas y efigies de Tláloc, dios de la lluvia.

Entre las piezas en exhibición destacan “la reproducción de uno de los murales de Atetelco, ubicado en el pórtico norte del Patio Blanco, donde se muestra un guerrero sacerdote al centro, totalmente ataviado, que está sobre una plataforma danzando y lleva flechas en sus manos; dicho personaje también tiene plasmada la representación de Tláloc, en su advocación guerrera como dios de las tormentas, lo que sugiere que es un ritual previo a la acción militar”, explicó la arqueóloga del INAH.

“Asimismo —añadió—, sobresale una figurilla de aproximadamente cinco centímetros de altura, que representa una mujer, la cual formaba parte del ajuar funerario de un personaje, de los 24 entierros encontrados hasta ahora de la cultura mazapa; además, debido a su manufactura en cobre, consideramos que la pieza fue elaborada por antiguas culturas de Sudamérica, de manera que su llegada a Atetelco fue a través del comercio”.

La exhibición se compone de seis módulos temáticos, que versan sobre las representaciones de ceremonias o rituales previos a combates, los símbolos de fuerza y guerra, y la vida cotidiana en dicho conjunto teotihuacano; se incluyen artefactos de obsidiana, obtenidos como resultado del comercio, principalmente con los mayas.

La segunda exposición, El legado de Teotihuacan en el siglo XXI, fue organizada conjuntamente por el INAH y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón.

La muestra presenta una veintena de materiales gráficos del Proyecto Reconstrucción Virtual de las Zonas Arqueológicas de México, en este caso de la Ciudad de los Dioses, así como objetos hechos en cerámica, medar y metal, por alumnos de la carrera de Diseño Industrial, a partir de técnicas de manufactura de la cultura teotihuacana.

El proyecto surgió del convenio signado en 2007 por el INAH y la UNAM para hacer diseños 3D, en los que se consideren características como colores y texturas de objetos y edificios, así como posiciones de osamentas y detalles de los entierros hallados en Teotihuacan.

Dicha iniciativa consta de dos etapas: la primera de ellas abarcó la elaboración de gráficos y modelos virtuales reconstructivos en tercera dimensión; mientras que la segunda —que actualmente se realiza y de la que se han entregado hasta el momento alrededor de 200 archivos—, incluye la creación de una publicación con descripciones e imágenes sobre las reconstrucciones virtuales de la urbe teotihuacana, un disco interactivo con animaciones que explique los modelos reconstruidos, y un documental en DVD con paseos virtuales por el sitio prehispánico.

Posteriormente, se harán presentaciones en multimedia (con imagen fija, video, textos, gráficos, música y voz), y una página web donde la información estará a disposición del público en general.

Como parte de la primera etapa del proyecto, que concluyó el año pasado, la UNAM entregó más de 600 archivos con los levantamientos digitales de las pirámides del Sol y la Luna, los templos de Quetzalpapálotl y de los Caracoles Emplumados, del Templo y Patio de los Jaguares, así como de los conjuntos residenciales de La Ventilla, Tetitla, Atetelco y Zacuala; además de reconstrucciones gráficas de objetos cerámicos, pinturas murales y entierros de esta antigua metrópoli que se desarrolló entre 150 y 650 d.C.

El arquitecto Roberto Pliego, responsable de la iniciativa a través de la Dirección de Humanidades y Artes de la FES Aragón, destacó que se trata de “una plataforma informativa abierta al público, que permite conocer detalles arquitectónicos, rituales y materiales de uso cotidiano de los antiguos teotihuacanos”.
Asimismo, dijo, los modelos 3D servirán de insumo informativo en la toma de decisiones para la restauración y conservación de las antiguas edificaciones, así como en interpretaciones científicas de modelos de distribución constructiva.

El proyecto de reconstrucción virtual se extenderá a más zonas arqueológicas del país, entre ellas Xochicalco, de la cual ya se han hecho algunos estudios para la creación de modelos tridimensionales, y actualmente se realizan los análisis topográficos, con la finalidad de poner a disposición del público mayor información sobre este otro sitio prehispánico del centro del país.

El Museo de los Murales Teotihuacanos “Beatriz de la Fuente” se localiza en el Circuito Zona Arqueológica de Teotihuacan, puertas 3A y 3B, en el Estado de México. Horarios: martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. Costo: 51 pesos.

Archivos adjuntos
Descargar este adjunto (vida_cotidiana_teotihuacan_exposiciones.pdf)Descargar [Boletín] 86 Kb
 
Última actualización el Miércoles, 30 de Noviembre de 2011 16:00
 

–>

 
VER AQUI:

Todo México a sólo un clic de distancia. El patrimonio cultural custodiado por el INAH ya está disponible en Google Earth.

COMENTARIO:
En lo personal, y no por ser mexicano, voy hablar linduras de los mayas y aztecas como “fans de ellos”, NO. Los mayas como los aztecas practicaban sacrificios humanos y se complacían en ellos para agradar a sus “dioses vampíricos ladillósos astrales”….
– y hablando de Qetzalcóatl o Kukulcán, definitivamente decir de mi parte, que esos dioses no podían ser buenos, al igual que el mítico Jehová o Yavhe del pueblo judio, eran dioses vampiros sangrientos que les complacia el dolor de los humanos y la sangre derramada.
¡MALDITOS DIOSES LAGARTOS!… O SERPIENTES, QUE PAL CASO DÁ LO MISMO.
Ahora, de que hay dioses o entidades espirituales serpientes ¿”buenas”?; recuerdo el caso, uno de tantos que platica Melchizedec o Melqui (z)s edec – lo he visto escrito de muchas maneras el nombrecito- de un lugar de Yucatán donde tuvo que lidiar con una entidad negativa de esos dioses lagartos demoníacos que habitaban en un cenóte maya… (veremos si despues encuentro el dato, la tengo aqui en el blog).
Pues será el sereno pero de mi parte, ya no me encandilan los dioses mayas… y más ahora de ir últimamente descubriendo sus nexos estelares con razas que han venido SIEMPRE a nuestro planeta a manipularnos, subyugarnos y controlarnos.
Y son los que vendrán… pronto, al parecer ya están sus chalánes (ayudantes) haciendo las maniobras logísticas en distintos puntos del globo terráqueo..
Anuncios