El mar te llama, DE SIRENAS Y TRITONES-

lunes 12 de enero de 2009
Todos aquellos que soñamos con el mar, que lo consideramos fuente de inspiración para los poetas, pintores, escultores y literatos entre otros, no podemos pasar por alto los múltiples relatos que nos hablan de los mitológicos seres que allí habitan. Todos nos hemos apasionado leyendo aventuras submarinas, ya reales o de ficción en las que se nos cuentan increíbles historias.

Desde la clásica Odisea, pasando por las 20,000 leguas de viaje submarino, retornando a la historia de Jason y los Argonautas y múltiples más que nos presenta la literatura de manera recurrente.

En todas estas historias se habla de las sirenas, tritones, harpías, las nereidas y sus séquitos de acompañantes, así como de las aventuras de los dioses de los mares.

Mucha ha sido la tinta derramada sobre este tema y muchos también los escritores que han plasmado sus versos y textos contándonos las aventuras de tan singulares seres acuáticos.

En cada aldea de pescadores que tenga una tradición e historia propia, tendrá su propia historia de sirenas o fantásticos animales de belleza descomunal.

En esta ocasión haremos un recuento de las leyendas y mitos en torno a los seres acuáticos que se han escrito y que nacieron en Grecia, fundamentalmente. Este pueblo fue muy prolífico en su mitología y aquí haremos un relato de los personajes que crearon tan geniales escritores.
Primero diremos que una mitología es la colección de mitos que tiene un pueblo respecto a un tema. Un mito podemos decir que es una narración poética referente al nacimiento o hechos de los antiguos dioses y semidioses. Los mitos se originaron de la vivaz fantasía de los pueblos meridionales que concebían e imaginaban que todo cuanto ocurría en la naturaleza eran acciones y estados de ánimo de seres divinos que a veces se mostraban benévolos y a veces hostiles.

La clásica mitología griega está saturada de personajes nacidos de la más prodigiosa imaginación de aquellos hombres. ¿Quieres conocerlos ?
ANTES DE ZEUS :

Antes de que existiera Zeus, el conocido padre de todos los dioses, existió Gea la diosa Tierra quien engendró con Urano a los Titanes, que eran las divinidades terrestres. La misma Gea con Ponto engendró a las diversas divinidades marítimas. Los descendientes de Ponto fueron : Nereo, Taumas, Forcis, Ceto y Euribia. Todos estos tuvieron una muy numerosa descendencia

NEREO fue el hijo de Ponto que más importancia tuvo. Nereo es alegre, amistoso y benéfico del mar. Se le imagina como un anciano marino bondadoso y condescendiente; siempre dispuesto a ayudar a los navegantes. Habita en las profundidades marinas en compañía de sus 50 hijas : las graciosas Nereidas


Las Nereidas eran hijas de Nereo y su esposa Doris, una oceánida quien engendró 50 hijas que eran las benéficas ninfas del mar ; dispuestas a ayudar a los hombres. Eran una tropa amable y encantadora que gusta de juguetear en torno a las naves, animando a los marinos con sus alegres danzas o ayudando a naves en peligro de naufragio. Además conformaban el bulliciosos séquito de Posidón (-amigo lector, no, no me he equivocado en un principio se le llamaba así y con el paso del tiempo cambió a Poseidón-), y Anfítitre.

Estos graciosos seres también acostumbraban cabalgar a los delfines
TAUMAS simboliza lo mayestático del mar. El era el segundo hijo de Ponto, representa a los maravillosas y variadas formas de monstruosidades. Con su esposa la Oceánida Electra concibió a Iris y a las Harpías.

Las Harpías eran los vientos tempestuosos y se creía que tenían la mitad del cuerpo en forma de aves de rapiña, cubierto de plumas y alas. La otra mitad era humano. En las extremidades tenían garras. Eran unos seres escuálidos y demacrados ; atormentados por el hambre que con nada podrían colmar. En la lectura de los Argonautas y el Vellocino de oro se hace una amplia referencia de estos seres malévolos
FORCIS y CETO hermanos de Taumas que representan los aspectos sombríos y terroríficos del mar. Estos dos hermanos engendraron a las horribles Gorgonas, y a Greas que personifican a todos los peligros y amenazas del mar.
PROTEO es el anciano del mar de rango inferior, dotado de la profecía y servidor de Posidón. Vive en la isla de Faros y se le considera que era el pastor que apacienta y cuida los grandes cardúmenes de peces y de otros seres acuáticos

GLAUCO también era un espíritu menor. Era muy popular entre los humildes hombres de mar tales como los marinos y pescadores. Se cuenta que fue un pescador que se benefició del favor de los dioses del mar que lo purificaron y lo convirtieron en uno de ellos. Siempre estaba dispuesto a ayudar a los náufragos y a quienes corrían peligro de perderse entre las olas.
TIEMPOS DE ZEUS

Los Titanes, engendrados por Urano y Gea fueron un linaje importante. De los dos Titanes Océano y Tetis descienden las innumerables ninfas del mar, las Oceánidas. Sin embargo la pareja más famosa es la formada por Cronos y Rea quienes engendraron a Zeus, el dios fundador del nuevo orden entre los dioses y el hombre.


POSIDÓN (nótese que NO es Poseidón, como muchos autores lo refieren en la actualidad) era hermano de Zeus y era reconocido como soberano de los mares y todas las aguas. Cuando este dios pasa a la cultura romana adquiere el nombre de Neptuno. Este dios no vive en el Olimpo sino en un palacio de oro situado en lo más profundo del mar, no lejos de la isla de Egos. Allí habita con su esposa Anfítrite.

Posidón tiene una personalidad muy bien definida. Es impetuoso y violento como el elemento que representa. Cuando con su tridente, símbolo de dignidad soberana, golpea la superficie del mar, se levantan olas con furia, haciendo añicos a las naves, inundando tierras cercanas. También puede provocar terremotos, romper en pedazos los más altivos peñascos y hacer surgir nuevas islas desde el fondo del mar. Basta una mirada o una palabra suya para hacer amainar el temporal más pavoroso. Posidón también era el dios tutelar de todos aquellos que tenían una actividad relacionada con el mar : pescadores, navegantes, barqueros. A él elevaban sus rezos antes de emprender cualquier travesía y a él ofrecían sacrificios y dones cada vez que llegaban con bien a puerto después de un peligroso viaje.

Posidón fue un dios profundamente compenetrado en la vida de los pueblos netamente marineros con ciudades marítimas y portuarias en los cabos, islas y promontorios. Una de las ciudades más importantes fue Corinto; centro de cultura que celebraba en su honor los juegos ístmicos que llegaron a ser fiesta nacional.

Posidón, engendró a un número considerable de gigantes y monstruos que hacían alusión a la indomable y funesta fuerza del mar desencadenado.

Entre sus famosos hijos está mencionado aquel que engendró con la ninfa Toosa y que se llamó Polifemo; famoso cíclope que Ulises y sus hombres dejaron ciego y que por esta razón enojaran tanto a Posidón. Este los castigó evitando que en veinte años regresaran a Itaca.

El animal favorito de Posidón era el caballo; de allí que los corceles marinos fueran los que tiraran de su carro a lo largo de sus correrías por todos los mares.

Pegaso (el caballo alado) fue el hijo que engendró con Medusa. Otro de sus animales favoritos fue el delfín y en la isla de Delfos eran adorados estos simpáticos animales marinos.

Cuando Posidón pasa como NEPTUNO al pueblo romano pierde mucha de la importancia que aquel tenía y eso se debe a que los romanos no fueron un pueblo de navegantes ni gente de mar. Ellos fueron grandes conquistadores de regiones tierra adentro.

ANFITRITE era una Nereida, hija de Nereo. en una de las historias se cuenta que Posidón la raptó de la isla de Naxos. Otra dice que habiéndose refugiado por las insistentes solicitudes de Posidón, huyó pero el fiel delfín la encontró y se la llevó a su amo.

Entre los romanos no hubo esposa de Neptuno. Ellos llamaban Salacia a la diosa del mar.

Triton era hijo de Posidón y Anfítrite. La parte superior de su cuerpo corresponde a la de un hombre pero terminaba en una cola de pez bifurcada. Se le llegó a comparar con los Satiros de tierra. Se habla de que hubo una larga estirpe de Tritones.

SIRENAS Sin duda alguna los seres mitológicos más conocidos son las sirenas y de quienes más se ha escrito. En términos generales se acepta que una sirena es un ser femenino que tiene cola de pescado, brillante y con escamas ; además tienen un rostro precioso encuadrado por una larga cabellera dorada, o blanca y a veces hasta verde. Dicha mata de cabellos puede estar ornamentada con conchas, caracolillos y diversos elementos del mar. Son seres graciosos, juguetones, amorosos, dulces hasta el enternecimiento.

Lo que más caracteriza a una sirena es la voz melodiosa dotada de grandes poderes de seducción que los navegantes no podían resistir.
Recordemos que en el relato de Homero que se refiere al regreso de Ulises a su añorada Itaca (La Odisea) el prudente Ulises pide que lo amarren al mástil mayor de su nave y que todos sus hombres se tapen los oídos con cera. Su intención fue que pudiera escuchar los melódicos cantos que ya le habían indicado pero que sus hombres no perdieran el rumbo. Se decía que su suave voz llegaba directo al corazón de los marinos y terminaban arrastrándolos hacia las aguas tormentosas.

Para la mitología clásica, las sirenas eran hijas de Caliope y del Rey Aqueloo, vivían en Sicilia. También se indica, en otra fuente bibliográfica, que sus padres eran Aqueloo y una de las Musas.

Otra diferencia que encontramos es que algunos relatos las mencionan con instrumentos musicales con los que acompañaban sus cantos

También se aplica el término sirenas a seres que tienen el cuerpo de aves de rapiña. En ocasiones se les llama Ninfas de agua con cuerpo de ave. Algunas de las sirenas de las que nos platica la literatura son :

Aglaofóna : la de la voz brillante

Telxiepia : la de las palabras encantadoras

Pisíone : la que persuade el espíritu

Molpo : la que canta
En la mitología de los diversos pueblos se encuentran relatos de sirenas enfurecidas que amenazaban con destruir sus embarcaciones y poblaciones. Para distraerlas o calmar su enojo les arrojaban peces y monedas.
En la Edad Media a las sirenas se les consideraba como sinónimo de perversión de las mujeres ; eran seres que atraían a los hombres a la perdición y los conducían a la muerte.

Además eran seres sumamente vanidosas que solamente se miraban ante un espejo y se peinaban. Las sirenas eran símbolos de la vanidad.

Hasta el siglo XVIII se creyó en la existencia de estos seres. Marineros de gran prestigio aseguraban que sí existían y que incluso, las habían visto.
Durante el Siglo de las Luces que se caracterizó por el análisis de las cosas bajo el “rigor científico de la época” a las sirenas se les clasificó como una especie marítima. Las mejores descripciones de las sirenas fueron hechas en el siglo XVIII .

Actualmente se sabe que las posibles sirenas eran avistamientos de manatíes. Los manatíes son animales mamíferos del Orden de los Sirénidos y que viven cerca de las desembocaduras de los ríos. Las mamas tienen una posición frontal y cargan a su crío de manera semejante a como lo hacen las mujeres.

Se dice que la visión era exagerada por la ilusión de disfrutar de la presencia de cuerpos femeninos tras largas jornadas en la mar.

Algunas descripciones mencionan que “ tenían ojos alargados, la nariz muy fina y un poco corta, las orejas redondas y bonitas, los cabellos largos y verdes…. en conjunto tenían un aspecto original, apelativo que no significaba atractivo” Cap. Smith (Inglés del siglo XVI)

“Un monstruo parecido a una sirena fue capturado en la cosa de la isla Borneo o Boeren en el Departamento de Amboine. Medía 59 pulgada de largo y parecía una anguila. Vivió en tierra en un cubo lleno de agua durante 4 días y 6 horas. De tanto en tanto emitía pequeños gritos semejantes a los de una rata. No quiso comer nada a pesar de que se le ofrecieron pequeños peces, gambas y langosta” Louis Renard , Histoire Naturelle des Indes, 1717.

“Esta mañana algunos de nuestros hombres han visto una sirena. Su espalda y su pecho eran como los de una mujer ; su cuerpo era del mismo tamaño que el nuestro, su piel era muy blanca y sus cabellos eran largos, negros y le caían por la espalda . Cuando se sumergió los marinos pudieron observar su cola” Henry Hudson, capitán inglés 1608.

En la obra “Sueño de una Noche de Verano de Shakespeare” podemos leer “estaba yo sentado en un promontorio y escuché a una sirena que estaba sobre la espalda de un delfín, entonando su dulce y armonioso canto”
Algunas sirenas famosas :

Morveren hija de Llyr, rey del mar y que aparece en la costa de Cornwall

Ros : sirena rusa que evoca a una mujer bella pero que no tenía cola.

Miranda : La sirena de Guam, vivió en Agana, cerca del río Minondo, donde los manantiales de agua dividían a la ciudad de Agana. Amaba el agua y se dice que nadaba como ningún otro ser.

Ran es la reina del mar y consorte de Aegir. Es la reina de las Sirenas y se le conoce por su musicalidad y la habilidad para ver el futuro. Es una mujer muy bella y es la matrona de niñas y jóvenes que no se han casado.

Sirena de Warsaw (Varsovia) Esta leyenda nos habla de una sirenita mitad mujer y mitad pez. Se llamaba Sirenka y vivía en las aguas del Río Vístula. Cantaba y peinaba su larga cabellera. Fue capturada para entregársela como obsequio al príncipe.
Si tu, amigo lector, conoces alguna mitologia del mar, me encantaría conocerla.

Publicado por BUCEOXTABAY – LUZMA GUZMAN en 7:07 PM

 
 
FUENTE
  

inoperante éste blog, solo lectura.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s