El espectáculo coralino se convertirá en una irresistible “tentación”

Victoria González Prado

Fue lugar sagrado de los mayas y las mujeres al menos tenían que visitarla una vez al año

Cozumel, Quintana Roo.- Es imponente, hermosa, cuenta con la segunda barrera de arrecifes coralinos más grande del mundo, está entre las profundas aguas del Caribe y es uno de los lugares de buceo de mayor renombre en el mundo. Ideal para expertos y novatos, es la Isla de las Golondrinas, su nombre: San Miguel Cozumel.

Fue habitada por los mayas, personajes míticos, místicos, con una gran cultura. A Cozumel lo consideraron santuario y sitio de oración. La bautizaron como Cuzamil, que significa Isla de las Golondrinas y, fue durante más de 3 mil años lugar sagrado y centro de peregrinación para mujeres de la actual Centroamérica que, al menos una vez en sus vidas, debían viajar allí y ofrecer en los altares de Ixchel, diosa de la Luna, el amor, la fertilidad y madre de todos los hombres, regalos y sacrificios a cambio de amor y días fértiles.

Es la isla más grande del Caribe mexicano, a 45 minutos, en barco, de Playa del Carmen en Quintana Roo. Destino turístico con servicios de todo tipo, exclusivos hoteles, restaurantes, tiendas y joyerías la convierten en parada obligada de grandes cruceros internacionales, es el primer puerto receptor de cruceros en todo México, tercero del Caribe y quinto a nivel mundial.

En todo el litoral de la isla hay espectaculares playas de blanca arena y el mar color turquesa es tan transparente que puedes ver con claridad algunos de los peces. En Cozumel existen un sinnúmero de actividades que se pueden realizar: buceo, remo en kayaks, surf, boogie board, esquí a chorro, el bronco (mini bote con motor), bote de vela, wind surfer, y un recorrido en el submarino que te lleva a ver las maravillas que ofrece el fondo de mar…

La isla con sus 47 km de longitud y 15 de ancho, cuenta también con el parque ecológico Chankanaab, el Punta Sur, el Museo de la Ciudad, rico en historia y cultura; un paseo por la selva tropical o visitar el Parador de San Gervasio, sitio arqueológico más grande de la isla.

Nos contaron que después del siglo XIX con aires renovados y el auge del comercio se propició la apertura de los primeros hoteles de la Isla que sin embargo no tuvo crecimiento sostenido hasta los últimos años de la década de los 50, cuando la isla sagrada de los mayas se dio a conocer gracias al oceanógrafo Jacques Yves Cousteau, que encontró en el arrecife de Palancar las formaciones de cuatro tipos de coral, entre ellos el coral negro.

Llegamos a Cozumel con la invitación de Interjet en su vuelo inaugural, el Fideicomiso de Promoción Turística de Cozumel y el hotel Presidente Intercontinental. Y no hay duda de ello, la isla destaca por sus arrecifes y vegetación; playas vírgenes donde esnorquelear es un verdadero placer y para bucear, los lugares más buscados son: Palancar, San Francisco, Santa Rosa, Balones de Chankanaab, y otros que son famosos en el mundo por las bellezas que brindan.

Al caer la tarde, la visita obligada es por sus calles con un buen número de tiendas donde se pueden adquirir perfumes, joyería de oro y plata; perlas extraídas del mar y otros souvenirs.

Las reseñas históricas señalan que Cozumel ha sido visitada desde el siglo XIV, cuando los mayas a golpe de remo llevaban peones, arquitectos y artistas para edificar las construcciones que hoy podemos admirar. Desde entonces ha recibido viajeros de todo el mundo. ¿Y cómo no?, si en San Miguel Cozumel, hay hermosos jardines sumergidos, como los del arrecife Palancar -de 10 km de longitud-, y que hoy por hoy son el muestrario de vegetación y fauna submarinas desparramadas en varios cañones con paredes forradas de todas las variedades de coral.

Pero prefiero que no me crean. Mejor compruébenlo, el espectáculo coralino que pueden descubrir se convertirá en una irresistible ‘tentación’, con un simple visor y un snorkel. Los cenotes, formados por la filtración de agua a través de la piedra caliza durante miles de años, tendrás también que explorarlos nadando, con snorkel o buceando.

La Isla de las Golondrinas es la tercera más grande de México después de la Isla del Tiburón en Sonora y la Isla Ángel de la Guarda, en Baja California, es la segunda más poblada del país, con una extensión de 48 km de norte a sur y 14.8 km de este a oeste.

Ubicada a 20 km al este del litoral oriental de la península de Yucatán, y a 60 km al sur de Cancún, con una extensión de 647 mil 33 km², y una elevación natural, la más importante, a menos de 13 metros sobre el nivel del mar, está en el punto más oriental del país, denominado Punta Molas.

Para hospedarse, Cozumel cuenta con hoteles de todas las categorías en Playa Norte y la Zona Sur, balnearios diseminados por todo el litoral, restaurantes, bares, cafés, discotecas…

La gastronomía local es fundamentalmente a base de pescados y mariscos, la cocina yucateca es de mucha influencia en la isla, sin embargo, encontrará distintos restaurantes que ofrecen una interesante variedad desde cortes de carne, cocina italiana, uruguaya, japonesa…

victoriagprado@gmail.com

FUENTE

Anuncios

inoperante éste blog, solo lectura.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s