La sombra del antiguo sacrificio

La sombra del antiguo sacrificio

Cuando comencé a conectarme telepáticamente con las entidades que se encontraban en el
interior de la mujer, me di cuenta de que eran varias, pero dos de ellas formaban en realidad una
sola, y esta entidad de dos en uno era extremadamente poderosa. Estaba conectada con el
mundo maya y con las antiguas ceremonias sacrifícales. ¡De hecho, esta entidad y su deseo de
crear el caos habían sido en realidad la fuerza que yacía tras la práctica maya de los sacrificios
humanos!

Esta entidad doble vivía no sólo en la mujer que estaba delante de mí, sino también en otros
sesenta habitantes de las tierras mayas, en su mayoría pertenecientes a esa cultura. Estaba
entrelazada e integrada en la propia tierra. La entidad sabía por qué habíamos ido allí y su
función era impedirnos que liberáramos a los mayas que vivían en el interior de la Tierra. Su
intención era evitar que restauráramos el equilibrio.

Llamé al arcángel Miguel y construí la pirámide octaédrica dorada alrededor del cuerpo de la
mujer, con el propósito de que contuviera a las entidades salientes y sirviera como ventana
dimensional para enviarlas de regreso al mundo para el que Dios las creó en origen.

A mi modo de ver, la retirada de una entidad no es un asunto de fuerza, sino de compasión y
comunicación. Según mi experiencia, una vez que los espíritus se dan cuenta de que los estamos
devolviendo a su mundo, en el que pueden cumplir su propio objetivo sagrado, suelen cooperar.
Desde luego, no luchan. En realidad, suelen asemejarse más a niños perdidos que a demonios en
busca de destrucción.

Pero aquello formaba parte del pasado. Yo tenía una lección que aprender.

Los espíritus más pequeños se sintieron de verdad agradecidos por la oportunidad que les
dábamos de regresar a su casa, y tal y como había sucedido en mis experiencias previas se
fueron sin dar problemas. Pero los dos últimos, los que formaban la entidad doble, se negaron a
irse. Todo el cuerpo de la mujer se retorcía y se hinchaba a causa de su resistencia. No cedían.
El papel que habían representado en las antiguas ceremonias sacrifícales mayas y su apego a la
tierra y a los mayas eran demasiado fuertes y generales como para que renunciaran a ellos.

Durante siglos habían hecho que los mayas hicieran cosas que los propios mayas sabían en el
interior de sus corazones que estaban mal.
Finalmente no tuve más remedio que emplear la fuerza. Era algo que nunca había hecho con
anterioridad.

Utilizando mi Mer-Ka-Ba, mi cuerpo humano de luz, y el poder y la fuerza del arcángel
Miguel, empezamos a emitir una serie de ondas de energía que debían enfocar las energías de la
entidad dual hacia la ventana dimensional del octaedro, lo que las sacaría de este mundo y las
llevaría al suyo propio, dondequiera que éste estuviera.
¡Aunque se resistieran, si lo lográbamos, para ellas sería como ir al cielo!

Al principio, la parte más débil de las dos fue succionada hacia el vórtice, con una obstrucción
tremenda. Una vez conseguido esto, la otra parte del espíritu, la más fuerte, era la que nos
quedaba por eliminar.

Pero finalmente, mediante una mayor aplicación de poder y fuerza, el espíritu, que seguía
resistiéndose, salió por el estómago de la mujer y comenzó a entrar despacio por la ventana
dimensional.

En el momento exacto en que la entidad abandonó el cuerpo, el Mundo Exterior respondió
desde el poder de este espíritu y su conexión con la Tierra. A unos treinta metros de distancia
del lugar en el que nos encontrábamos, dos cosas sucedieron de forma simultánea. Los árboles
que estaban a la derecha de la mujer, en una pequeña zona circular de unos seis metros,
comenzaron a agitarse con fuerza. Una rama enorme se rompió y chocó contra el suelo.

A la izquierda, y a la misma distancia, otro grupo circular de árboles, con troncos de un palmo
de diámetro, empezaron también a agitarse violentamente. Era como si un bulldozer estuviera
junto a sus bases intentando arrancarlos. Aunque resultaba imposible, pues no hacía nada de
viento, la mayoría de ellos se rompió por abajo y cayó sobre un viejo Volkswagen, aplastando
por completo el techo y el maletero.

En el instante en que el espíritu abandonó a la mujer, yo pude «ver» que los otros mayas que
estaban conectados con aquellos espíritus, así como las propias tierras mayas en un espacio de
cientos de kilómetros a la redonda, se aclaraban repentinamente. Fue como si hubiera
desaparecido en un instante un gigantesco huracán.
Ya había terminado todo. Ya estaba todo tranquilo.

PAGINAS 113-114, SERPIENTE DE LUZ DESPUES DE 2012, Drunvalo Melchizedek.

COMENTARIO:
En este pasaje del libro de Drunvalo, vemos un exorcismo?, algunas entidades de sombra que eran aquellas que les obligaban a los mayas de aquel entonces a realizar sacrificios humanos, estaban, están?! vivas hasta la actualidad?, porque después de siglos, milenios de estar activas a las sombras, puede que “la limpia” aun no concluya. ¿Tarea ahora del Colectivo Humano y la Tierra misma?, supongo.

Tuve que eliminar la foto del inicio por haberme salido un aviso que me advierte contiene potencialmente un virus muy gacho… ignoro cómo sucedió esto, ya que dicha imagen la hice aqui en mi máquina apenas hace rato y segun se, estoy libre de virus, a menos que las fotos que utilicé estén “contaminadas”? del blog de procedencia segun me apunta; pues creo me hubiera advertido mi antivirus, no lo sé, mejor la quito y ya, no vaya a ser que a ustedes en su pc se infecten y ese “espiritu maligno” que echó Drunvalo, se desquite por evidenciarlo aqui! jeje!. La foto de abajo, la tomé de una aplicación o programa para tener acceso a google mapas.
Templo de Las Inscripciónes, Palenque.
Qué mala onda! también otra foto que pensaba colocar ahorita, me dice lo mismo!; de plano, me están fastidiando no se de donde, o me estoy poniendo paranóico!… era la foto del Templo del Sol de Palenque, y la que trabajé, era de dos pirámides, una invertida y encima una de otra, de Chichén Itzá en el equinoccio de primavera con un rayo de luz que las unía, quise representar una dualidad. Qué le vamos hacer, coincidencias?
Anuncios

inoperante éste blog, solo lectura.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s