En busca de la flor

En busca de la flor

Enviado por raquino el 13 Dic 2010 – 21:37. Principal Tradiciones Chiapa de Corzo Chiapas Estado

Chiapa de Corzo.- Cada 14 de diciembre, más de tres centenares de personas adultas, jóvenes y niños se encaminan hacia la región Altos de Chiapas para ir a buscar la flor que el 24 de diciembre servirá para el nacimiento del Niño Dios.

Esta flor se le conoce como Niluyarilú y cada persona que va a este recorrido por la zona montañosa, lo hace con gran devoción, por promesa que le han hecho al Niño Dios, que en este caso adopta el nombre de Niñito florero y cada florero va y corta de tres a cuatro y hasta cinco docenas de flores.

Son siete los días que los floreros están fuera de su casa, durmiendo a la intemperie, soportando frío, lluvias, incomodidades, durmiendo en el suelo, mal comidos, con cansancio pero todos con gran devoción, cumplir su manda y traer sus docenas de flores para la iglesia, donde entregan una cantidad determinada y lo demás se les queda para su propio nacimiento o de familiares más cercanos.

Esta es una tradición muy hermosa, los floreros son despedidos el 14 de diciembre en un lugar denominado el Higo por sus familiares, lugar que se encuentra aproximadamente a tres kilómetros en la periferia de la ciudad, para ahí partir bajo el mando del patrón de los floreros a quien deberán de obedecer y seguir las instrucciones durante los días que tarda el recorrido para no perderse o sufrir daño alguno.

Cada florero va equipado con los utensilios necesarios para sobrevivir en las montañas durante siete días, así como también llevando alimentos porque estando allá arriba pierden contacto con su familia, solamente dos días son visitados en lugares ya determinados en donde les llevan alimentos y conviven con sus familiares.

El 21 de diciembre en un lugar denominado como “La topada de la flor”, gran parte de la población se traslada desde muy temprano a ese lugar a seis kilómetros aproximadamente del centro de la ciudad hacia la periferia y después de un número determinado de misas y rezos, cerca de las tres de la tarde, población y floreros regresan al pueblo satisfechos por la encomienda cumplida.

En esta reunión, es en verdad un día de campo colectivo, ya que tanto floreros como familiares y público en general se encuentran en una zona en donde muchos habitantes programan un verdadero Pic-nic llevando alimentos y bebidas, por si esto fuera poco, hay comerciantes de todo tipo así es que este encuentro con los floreros es muy emotivo y bonito.

Texto y Foto: Roberto Cañaveral

Corresponsal/Chiapa de Corzo

Anuncios

inoperante éste blog, solo lectura.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s